Archivo

Invima no ha emitido recomendaciones sobre jabones antibacteriales

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. prohibió 19 sustancias de estos productos.

notitle
08 de septiembre 2016 , 02:48 p.m.

Hace una semana, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, anunció su decisión de prohibir 19 ingredientes activos utilizados en jabones antibacteriales de venta libre, ante los potenciales riesgos que conllevan para la salud.

Además, y de acuerdo con el análisis hecho por la agencia regulatoria, éstos no son más efectivos que el jabón tradicional. Entre los componentes químicos prohibidos se cuentan el triclosán y triclocarbán, ampliamente utilizados en jabones antibacteriales líquidos y en barra, aun cuando estos ingredientes, según la FDA, podrían generar resistencia bacteriana.

En un comunicado emitido este jueves, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) aclaró que esta reglamentación no aplica para geles antibacteriales, toallitas desinfectantes o antibacteriales para manos ni para jabones antisépticos utilizados en instalaciones médicas y hospitalarias.

También recordó que la agencia estadounidense les dio un año de plazo a los fabricantes de dichos productos para retirarlos del mercado en Estados Unidos o cambiar su composición, eliminando tales ingredientes activos.

El Invima recordó, en su comunicación, que tiene a su cargo la vigilancia de los jabones antibacteriales dentro de la categoría de cosméticos, acorde con la Decisión Andina 516 de 2002, y acepta los siguientes listados de ingredientes para estos productos: "Se reconocen, para tales efectos, la lista de aditivos de colores permitidos por la FDA, los listados de ingredientes de The Personal Care Products Council y de Cosmetics Europe – The Personal Care Association, así como las Directivas de la Unión Europea”.

El Instituto agregó, en su comunicado, que hará la respectiva consulta a los países miembros de la Comunidad Andina y a su Secretaría General, para revisar conjuntamente el análisis de los antecedentes y estudios de soporte que llevaron a generar la alerta de la FDA y emitir, a su vez, un pronunciamiento formal al respecto.

VIDA / SALUD