Archivo

Las Farc ratifican este jueves que dejarán de ser guerrilla

Santos y 'Timochenko' anunciarán las condiciones. Transmisión especial por EL TIEMPO Televisión.

notitle
22 de junio 2016 , 10:31 p.m.

Este jueves, cuando ‘Timochenko’ aparezca junto al presidente Juan Manuel Santos en La Habana para firmar el acuerdo sobre el fin del conflicto, estará notificando a Colombia y a sus tropas el fin de las Farc como guerrilla.

Y como mandatario, Santos estará protagonizando el acuerdo para ponerle fin a una guerra de 52 años que enfrentaron 11 presidentes y 13 gobiernos, incluidos dos del expresidente Álvaro Uribe y uno suyo.

Por eso, aunque el acuerdo que el Presidente y ‘Timochenko’ firmarán este jueves en La Habana no es el último del proceso de paz, es el más importante, el más significativo y el de mayor peso histórico. Porque es, ni más ni menos, que el compromiso de las Farc para dejar las armas y convertirse en movimiento político. (Además: Delegaciones de paz acordaron cese del fuego bilateral y definitivo)

Santos y ‘Timochenko’ anunciarán las condiciones pactadas para la verificación del cese bilateral y definitivo del fuego, el número de zonas donde se ubicarán las tropas guerrilleras –que según supo EL TIEMPO serán 22–, el cronograma para la dejación de las armas y las medidas de seguridad para las Farc.

Todo esto, menos el desarme guerrillero, entrará en marcha cuando se firme el acuerdo definitivo de paz, algo que, según estimaciones de algunos negociadores, podría ocurrir en los próximos dos meses.

La dejación de armas de las Farc comenzará cuando los colombianos hayan refrendado en las urnas los acuerdos de paz. (Además: Los momentos más importantes de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc)

A su vez, la refrendación será convocada por el Presidente cuando se firme la paz. El Ejecutivo está obligado a publicar los acuerdos mínimo un mes antes de las votaciones, para que el país sepa lo que votará en las urnas.
Esto significa que la refrendación se podría estar realizando entre septiembre y octubre.

Lo que implica el acuerdo de este 23 de junio

En la práctica, el conflicto con las Farc está en sus mínimos históricos desde hace 11 meses, cuando esta guerrilla comenzó un cese unilateral del fuego sin fecha de vencimiento y el Gobierno respondió con el cese de los bombardeos.

Pero el acuerdo que se firma este jueves en La Habana es para el cese del fuego definitivo. Esto implica que una vez se firme la paz y comience a aplicarse todo lo acordado en La Habana, nunca más las Farc usarán sus armas. (Además: Lo que se viene después del cese bilateral entre Gobierno y Farc)

No pasará entonces lo que ha ocurrido desde julio del año pasado, cuando incluso con cese del fuego unilateral de esta guerrilla han muerto un civil y tres militares y otras 10 personas han sufrido heridas por acciones armadas, según el monitoreo que ha hecho el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).

Farc aceptan reglas de misión de la ONU

El cese del fuego bilateral y definitivo será verificado por una misión coordinada por Naciones Unidas en la que participarán observadores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y personal del Gobierno y las propias Farc. (Además: ¿Qué significa para las Farc la afirmación 'el último día de la guerra?)

Y para la verificación, las 88 estructuras guerrilleras que tienen las Farc en todo el país tendrán que concentrarse en las 22 zonas pactadas con el Gobierno, las cuales operarán bajo las normas de Naciones Unidas. Ya lo aceptaron.

El acuerdo sobre el número de sitios de ubicación de las tropas de las Farc fue, precisamente, uno de los de mayor dificultad dentro del punto del fin del conflicto que se anuncia este jueves.

Aunque al comienzo el grupo guerrillero quería que cada estructura permaneciera donde está hoy, operativamente esto era imposible para la misión de verificación del cese del fuego. (Además: El diario de la guerra contra las Farc)

En las 22 zonas acordadas finalmente permanecerán los 6.770 guerrilleros armados y los 8.500 milicianos durante el proceso de dejación de armas. Y ahí mismo, cuando este culmine, harán la transición a movimiento político.

Esta es una de las diferencias más importantes entre el proceso de paz con las Farc y otros ocurridos en Colombia. (Lea también: Los dos hombres claves en el acuerdo para cese del fuego)

Los miembros de la guerrilla de ‘Timochenko’, ya desarmados, aspiran a mantenerse en sus zonas históricas porque ahí es donde tienen la base social que podría apoyarlos como movimiento político.

Finalmente, el acuerdo que el presidente Santos y ‘Timochenko’ tienen previsto anunciar hoy establece las medidas de seguridad con las que se compromete el Estado para proteger a los guerrilleros desarmados y evitar que se repita el genocidio de la Unión Patriótica, el partido político que crearon las Farc en los 80 para participar en política.

Después del pacto del fin del conflicto de este jueves, al Gobierno y las Farc les quedan por resolver los 22 puntos exactos donde se reagruparán los guerrilleros y el mecanismo para refrendar los acuerdos de paz.

El país está pendiente del fallo de la Corte Constitucional sobre la viabilidad del plebiscito, fórmula a la que le ha apostado el Gobierno, pero que las Farc no han aceptado hasta ahora.

Resuelto esto, se habrá desahogado una agenda de seis puntos cuya negociación se ha llevado hasta hoy tres años y siete meses, pero que está a punto de poner fin a un conflicto armado interno de más de medio siglo.

REDACCIÓN PAZ