Archivo

'En eutanasia, debe prevalecer percepción de sufrimiento del paciente'

Carmenza Ochoa, directora de Fundación Pro Morir Dignamente, dice que siguen negando esos procesos.

notitle
30 de junio 2015 , 09:36 a.m.

Carmenza Ochoa, directora ejecutiva de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, que acompaña al año 30 solicitudes de pacientes que quieren morir a través de la eutanasia, asegura que a pesar de que el Ministerio de Salud estableció hace más de dos meses las reglas sobre este procedimiento, los pacientes con enfermedades terminales siguen teniendo trabas para que se haga efectivo.

Ochoa asegura que al caso de Ovidio González Correa, (padre del caricaturista Julio César González, Matador), a quien le cancelaron a última hora el procedimiento de eutanasia que ya se había acordado, se suman los de otros cuatro pacientes que ha atendido la Fundación y a los que les han dilatado sus requerimientos para una muerte digna.

 

¿La reglamentación mejoró la respuesta de las instituciones médicas a las solicitudes para la eutanasia?

Desde abril pasado, cuando quedó fijada la reglamentación, nos han solicitado orientación en unos cuatro casos donde las personas alegan que los hospitales que los atienden les vienen retrasando sus solicitudes para la muerte digna. Los pacientes dicen que la respuesta de los hospitales ha sido que no se ha reunido el comité interdisciplinario que evalúa las solicitudes, o que el comité no se ha conformado a pesar de que la reglamentación ya lleva más de dos meses.También hay excusas como que el comité se iba a reunir pero el abogado no llegó. A ninguna de esas solicitudes les han dado curso.

¿Pero los plazos de la reglamentación son claros?

Sí. Mientras el médico cita al comité y el comité toma una decisión solo pueden pasar 10 días. Y cuando el comité da el aval hay un plazo de máximo 15 días calendario para realizar el procedimiento.

¿Pese al protocolo del Ministerio de Salud, siguen existiendo vacíos en la norma?

Sí. Es muy difícil que se abarquen todos los tópicos que pueden llevar a pensar de manera distinta a los médicos y a los comités que evalúan las solicitudes para el procedimiento de la eutanasia. Uno de los aspectos en los que, sin duda, existe ese vacío es frente al sufrimiento del paciente.

En el caso de Ovidio González Correa, el médico señalado de cancelar la eutanasia, dice que el sufrimiento es subjetivo...

Él alega que el sufrimiento es subjetivo y que, en esos casos, es muy díficil para la junta médica determinar si es intenso, como indica el requisito. Sin embargo, desde la fundación, consideramos que la percepción de sufrimiento que debe prevalecer es la del paciente y no la que tenga el médico. El paciente es el único que puede decidir cuando su sufrimiento ante una enfermedad terminal es insoportable.

¿Qué requisitos fijó la reglamentación para poder acceder al procedimiento de muerte digna?

El paciente debe tener una enfermedad que está en etapa terminal, incurable, que es progresiva, y deteriorante, que le causa sufrimiento al paciente. Se determina también que el tiempo esperado de vida sea menor de un año.

¿Qué llamado le hace la Fundación a las instituciones de salud frente a este tema?

La ley es para cumplirla, no para ponerle objeciones ni trabas.

JUSTICIA