Archivo

Dudas por fallo en área rural de La Calera

Fallo prohíbe la expedición de licencias de construcción en el sector de Lomalinda.

notitle
29 de junio 2015 , 06:55 p.m.

Carteles y vallas de obras o próximos proyectos de urbanismo, en las zonas rurales de La Calera, están llamando la atención de la Veeduría Ambiental de ese municipio.

La razón es que la Administración local estaría omitiendo una de las órdenes del Tribunal de Cundinamarca que le ordena “abstenerse de otorgar licencias de construcción en la zona rural del municipio, hasta tanto no sea alinderada y/o delimitada el Área de la Reserva Forestal Protectora-Productora de la Cuenca Alta del río Bogotá”.

El fallo, del que se apoyan los ambientalistas, es de marzo de este año, cuando el alto tribunal del departamento hizo una adición a la sentencia, en segunda instancia, de una acción popular de las comunidades de Márquez y San Rafael, en la Calera, que denunciaron el daño ambiental que causó el paso de una vía en el predio Lomalinda.

La batalla legal de más de seis años con la constructora Zaffiro S. A. se resolvió de manera favorable para los calerunos en octubre del año pasado, pero debido a la aclaración del fallo que solicitó la constructora, el tribunal se volvió a pronunciar.

En uno de sus apartes, señala que la abstención para las licencias es en toda la zona rural y no solo en el predio de Lomalinda que sí ha sido debatido en anteriores jurisprudencias.

EL TIEMPO consultó a Jairo Díaz, secretario de Planeación del municipio, quien no dio cifras ni aseguró que estén entregando licencias. El funcionario se limitó a comentar que la Oficina Jurídica del municipio pidió a los magistrados aclarar si la medida que impusieron atañe a todo el área rural. “Nuestro municipio es un 90 por ciento rural, esto limitaría todo”, expresó.

Claudia Celis, de la Oficina Jurídica, aseguró que el mandato del alto tribunal solo se debe circunscribir a los límites de la demanda, es decir, al sector de Lomalinda, pero aún hay dudas en la comunidad sobre cómo se debe interpretar el pronunciamiento de marzo pasado.

Se espera que la adición a la sentencia llegue al Juzgado 29 de Bogotá para que se constituya el comité de verificación del fallo.

BOGOTÁ