Archivo

La diplomacia deportiva, otra apuesta por la paz

Programa del Gobierno ánima a niños para que se motiven y aprendan a convivir en comunidad.

notitle
28 de junio 2015 , 06:42 p.m.

Mientras los colombianos vibramos con las gestas deportivas de la Selección Colombia, las de Nairo Quintana, Mariana Pajón y Catherine Ibargüen por el mundo, otro grupo de atletas ‘anónimos’ han estado fabricando su propia historia de gloria por tierras extranjeras. Esos son los niños que hacen parte de la diplomacia deportiva que promueve el Gobierno. (En imágenes: Conozca a los atletas colombianos 'anónimos' que brillan en tierras extranjeras)

Este programa, que se ejecuta desde el 2011 a través de la Cancillería, busca que los menores de edad realicen intercambios deportivos en otros países con la idea de sacarlos del ámbito de violencia, de la extrema pobreza y del peligro del reclutamiento por parte de grupos ilegales. Pero, también, como una forma de empezar a fomentar el ambiente de paz y posconflicto que se necesita para dejar atrás más de 50 años de conflicto armado.
Desde la Cancillería se ha consolidado este proyecto como la posibilidad de que –por intermedio del deporte y la cultura– los adolescentes puedan conocer más y mejores opciones para un proyecto de vida.

Uno tiene que tener sueños, y lo que muestran estos jóvenes es que vamos por buen camino. Porque todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr”, manifestó la canciller María Ángela Holguín al recibir a 22 niños de 12 municipios antioqueños que jugaron ultimate (deporte que se practica con un frisbee) durante 10 días por EE. UU.

Estos jóvenes, que hacen parte de la selección sub-17 de ultimate y que están también en el programa Entornos Protectores de la Gobernación de Antioquia, pudieron no solo jugar con el equipo profesional de New York Rumble, sino que también conocieron la estatua de la Libertad y Time Square, entre otros lugares de Nueva York.

Es una experiencia muy gratificante, porque se conoce otra cultura, se aprenden metodologías de juego y también muchas cosas positivas que aportan a la vida”, aseguró Sebastián Medina, uno de los jóvenes que viajó a Estados Unidos.

Mateo Caro, otro integrante del equipo de ultimate, manifestó que el viaje “fue una experiencia muy enriquecedora, en la que no solo se aprendió de otras personas, sino que también se puede demostrar la alegría colombiana y dejar en alto el nombre del país”.

La vicecanciller Patti Londoño dijo que uno de los objetivos de la diplomacia deportiva es que los menores –una vez hayan realizado el intercambio– fomenten la actividad y “se conviertan en multiplicadores de esa experiencia en sus comunidades”.

Durante el tiempo que lleva el programa han participado 769 niños de 45 municipios de 12 departamentos, que en promedio están entre los 14 a 17 años de edad.

Los jóvenes han visitado 31 países de América, Asia, África, Europa y Oceanía, y lo han hecho a través de 16 disciplinas, entre las cuales están fútbol, BMX, voleibol, baloncesto, atletismo, tenis de mesa, béisbol, patinaje y un deporte que no es tan común en Colombia como es el rugby.

Los menores han conocido a figuras del deporte mundial, como Radamel Falcao, James Rodríguez, Mariana Pajón y Usail Bolt. Además, han visitado templos deportivos como el estadio Bernabéu, del Real Madrid (España), y han entrenado en la cancha del Porto (Portugal) con técnicos del equipo profesional.

La Cancillería dejó claro que para que un niño pueda hacer parte del programa tiene que cumplir no solo con la condición de practicar el deporte, sino también de ser buen estudiante y querer convertirse en un multiplicador de paz. 

David Montes
Redacción Política