Archivo

'La fórmula de los triángulos amorosos está muerta'

Maggie Stiefvater arrasa con la extraña trilogía juvenil 'The Raven Boys'.

notitle
27 de junio 2015 , 03:59 p.m.

Blue Sargent es la única en su familia que no tiene facultades adivinatorias. Pero eso no sería tan importante si no fuera porque desde que era una niña le han dicho lo mismo: que mataría a su verdadero amor.

Ahora, con 16 años, Blue siente que esa predicción no es más que un montón de palabras al viento. Hasta que su tía Neeve llega a casa y le dice apenas verla: “Eres hija de Maura. Este es el año que te enamorarás”. Y luego, cuando la acompaña al viejo cementerio para ver desfilar las almas de las personas que morirán en los siguientes doce meses, Blue ve el espíritu de un muchacho con el inconfundible uniforme de la academia Aglionby: un buzo con un cuervo bordado. La predicción comienza a volverse real.

Así es como arranca La profecía del cuervo (Ediciones SM), de la escritora Maggie Stiefvater (maggiestiefvater.com), primera entrega de su exitosa saga juvenil The Raven Boys. A la que se suma su continuación, Los saqueadores de sueños.

¿Cómo les recomendaría a los lectores su saga ‘The Raven Boys’?

Imagino que les diría que es una serie extraña, que combina mi amor por la magia, la historia medieval, las revelaciones familiares y los autos veloces. También me gustaría añadir que está muy bien si a ellos (los lectores) no les importa nada de eso. Es una serie muy peculiar y como escritora entiendo que a los lectores les encante o la odien, no hay un punto medio.

¿Cómo fue construyendo este nuevo universo literario para jóvenes adultos?

En realidad, no es totalmente nuevo para mí. La primera vez que empecé a escribir sobre The Raven Boys yo tenía 19 años. Fue una experiencia terrible, cruda y enorme. No estaba lo suficientemente involucrada como para sacar adelante una saga completa, llena de personajes. No fue hasta que aprendí la construcción de mundos gracias a la trilogía Temblor y la creación eficiente de personajes a través de Las carreras de Escorpio que tuve las herramientas para intentarlo de nuevo.

La protagonista, Blue Sargent, ¿es un personaje inspirado en alguien que conoce o es solo producto de su imaginación?

Soy una ladrona; todos mis personajes son robados. Algunos de ellos son retratos más secretos que otros, pero todos mis personajes comienzan con el latido de un corazón. Es parte de la razón por la que siento que tengo que viajar tanto: si se me acaban las personas que conozco, me quedo sin personajes.

En ese sentido, ¿alguna vez ha tenido una experiencia paranormal?

La familia de Blue Sargent se compone de psíquicos y mujeres misteriosas, y de muchas maneras, esa fue mi experiencia al crecer. Ninguno de mis parientes se ganó la vida como psíquico, pero crecí junto a muchos miembros misteriosos de mi familia. Mis historias de infancia están marcadas por manos invisibles que abrían puertas en casas antiguas; mi futuro me lo han contado extraños a bordo de aviones. El mundo es un lugar divertido, lleno de cosas divertidas.

Desde su perspectiva como escritora, ¿cree que las novelas juveniles de romance paranormal han ido cambiando o evolucionando junto con sus lectores?

No soy una buena escritora a la cual preguntarle acerca de tendencias. Yo creo mucho en mantener tus ojos sobre tus propios papeles en la clase. Así que no puedo referirme a lo que está pasando con otras novelas juveniles. Pero sí puedo decir que he oído a muchos de mis lectores contarme lo aliviados que están de que no haya un triángulo amoroso prolongado en The Raven Boys. Recuerdo que eso era algo de lo cual los lectores parecían no tener suficiente en el 2009, cuando Temblor se publicó por primera vez. Creo que ahora es una tendencia que está bastante muerta.

¿Y cómo es la relación con sus lectores? ¿Recibe muchas ideas de ellos a través de redes sociales?

Estoy en todas partes en internet; en Twitter, Tumblr, Instagram, Wordpress y Facebook, y me encanta compartir con los lectores de esa manera. Uno de mis proyectos divertidos del 2014 surgió precisamente del entusiasmo de los lectores: diseñé algunas cartas de tarot para ir junto con The Raven Boys, y a los lectores les gustó tanto que seguí adelante y dibujé una baraja entera de tarot (que se publicará en el otoño de este año en Estados Unidos).

¿Qué está escribiendo en este momento y cuáles son sus proyectos futuros?

Estoy trabajando en una novela para adultos jóvenes y he esbozado mi próxima novela, que es mi primera novela para adultos. También estoy empezando a ver las ilustraciones para la secuela de Pip Bartlett’s Guide to Magical Creatures (colección escrita junto con Jackson Pearce). Todos estos proyectos son mágicos en sí mismos, por supuesto... Espero que todo lo que escriba sea así.

Autora, pintora, música

Stiefvater –nacida en 1981 en Harrisonburg, Virginia– se graduó en Historia en el Mary Washington College. Tuvo muchos empleos antes de consolidarse como escritora, trabajo que complementa con sus dos otras pasiones: la pintura y la música. De hecho, ella es la creadora de los booktrailers de sus novelas.

Casada, con dos hijos y cuatro perros, reside en Virginia. Hoy es uno de los nombres más importantes dentro de la literatura juvenil anglosajona, especialmente por sus novelas de fantasía urbana.

Autora de la trilogía juvenil de Los Lobos de Mercy Falls –formada por Temblor, Rastro y Siempre, además de su reciente spin off, Perdido–, que estuvo 40 semanas en el listado de los más vendidos de The New York Times, también es responsable de otras novelas como Las carreras de Escorpio.

La tercera entrega de la saga de The Raven Boys, Blue Lily, Lily Blue, se publicó en inglés el año pasado y para febrero del 2016 está anunciado el cuarto libro, aún sin un título definitivo.

Alberto Rojas M.
El Mercurio (Chile)