Archivo

Costeños padecen los efectos de dura oleada de calor

Las temperaturas se mantienen altas desde el principio de la semana.

notitle
25 de junio 2015 , 04:51 p.m.

En las ciudades de la Costa Caribe el calor no da tregua. Según los reportes del Ideam, hay ciudades donde la temperatura ha alcanzado hasta los 41 grados centígrados, como ocurrió en Valledupar el pasado miércoles.

Diego Suárez, meteorólogo de la Oficina de Pronósticos y Alertas del Ideam, explicó que desde el principio de la semana en gran parte del país ha predominado el tiempo seco, especialmente en la región Caribe, donde los niveles de lluvias han estado muy bajos.

“Las ondas tropicales que se son propias de esta época, que van por el mar Caribe, no han estado muy activas, y por lo tanto no han ayudado a que aumenten los niveles de precipitaciones”, agregó el experto, quien aclaró que las temperaturas más altas de la región se dan en los municipios que están cerca de la Costa.

Sentado detrás del mostrador de una tienda ubicada dentro del restaurante ‘La Frontera’ en el municipio de Juan de Acosta (Atlántico), a media hora de Barranquilla, por la vía al mar, Pedro Cifuentes, conocido como ‘Peyo’, trató de mitigar los chorros de sudor que emanaba su cuerpo echándose fresco con un sombrero de paja.

Acostumbrado a las altas temperaturas en esa zona, ‘Peyo’ no pudo evitar sentenciarle a su compañero de turno la frase: “Tenía mis años que no sentía tanto calor”, mientras esperaba el resultado de una transacción electrónica a través de datafono con el que acababa de pagarle  una familia que estaba de paso para disfrutar de los frutos del mar que allí se preparan.

El calor no da tregua en la capital del Atlántico, al mismo tiempo en el que todo el mundo se pelea por permanecer en zonas donde haya aire acondicionado. Basta con abandonar, en la mañana, un ambiente cualquiera que está libre de estos sistemas para que una persona empiece a sudar y en pocos minutos parezca recién salido de una ducha con la ropa empapada y el rostro brillante.

La ola de calor que azota a la Región Caribe por estos días no solo se percibe en las altas temperaturas de las ciudades y municipios, sino que también se ve reflejado en el consumo de energía.

El pasado mes de abril, un informe suministrado por la empresa Electricaribe, estableció que en 2015 se incrementó el uso en 161 gigavatios (161 millones de kilovatios) con respecto al año pasado, luego de una medición hecha entre enero y abril de 2014 y 2015.

“Mientras el consumo de enero a abril de 2014 fue de 4.359 gigavatios, en el mismo período de 2015 alcanzó los 4.520 gigavatios, lo que explica la diferencia”, dice el reporte.

Betty García Jiménez, gerente de Electricaribe en el Atlántico, explicó que el aumento obedece a la temporada de calor que sufre la Costa Caribe, la cual ha hecho que la ciudadanía utilice electrodomésticos de alto consumo de alto consumo.

Algunos almacenes de cadena tienen que decirles a los interesados en comprar un aire acondicionado que deben esperar al menos un par de días en que llegue nueva mercancía, porque la que tienen expuesta en los mostradores escasea en las bodegas debido a la alta demanda.

En Santa Marta las altas temperaturas también han disparado las ventas de bebidas refrescantes y el uso del aire acondicionado.

Isaías Cárdenas, quien trabaja como fotógrafo en un medio local, dice que antes solo prendía el aire acondicionado algunas veces por las noches, pero ahora no solo lo prende en la noche, sino también al mediodía porque el calor es insoportable. “Eso me ha incrementado el recibo de energía. Antes me llegaba en 90.000 pesos y ahora pago 150.000 pesos mensual”, dice.

Los vendedores de agua y limonadas aseguran que las ventas han subido debido a la ola de calor. Luz Marina Vargas, quien vende bolsas de agua en la Plaza de la Catedral, dice que en estos días las ventas han aumentado en un 100 por ciento porque la temperatura está “bárbara”.

“A mí me ha convenido el calor porque vendo más agua. Cuando no hacía tanto calor vendía 50 bolsas diarias, ahora vendo 110”, dice.

Según el Ideam, ayer jueves la temperatura en la capital del Magdalena estaba en 34 grados centígrados, y la sensación térmica era de 37 grados. Los pronósticos de los próximos tres días apuntan a que se van a mantener las condiciones secas con temperaturas de hasta 38 grados centígrados con sensación térmica cercana a los 40 grados.

Los cartageneros también están padeciendo los embates del calor.

En la urbanización El Country, en la zona Suroccidental de Cartagena, aseguran que la muerte ocurrida el miércoles en horas del mediodía, de una señora de 67 años, fue causada por la altísima temperatura que se registró el miércoles (40 grados, según el Ideam).

“Ella estaba bien y no sufría de presión alta ni nada, pero la sofocación del miércoles fue tan grande que decía que se estaba ahogando, y cuando quisimos llevarla al hospital le dio un paro respiratorio”, dijo una sobrina de la mujer.

Sobre las causas del deceso de la señora se está corroborando, por parte de las autoridades de salud, si en realidad el calor tuvo algo que ver, sobre todo porque toda la población cartagenera ha sufrido los últimos días temperaturas que muy pocas veces se habían sentido.

Según el Ideam, tanto el miércoles y el jueves, la temperatura bajo la sombra llegó a los 39 grados y, lo peor, según la Secretaría de Salud de Bolívar, es que el comportamiento climático caluroso se extenderá hasta el próximo mes de septiembre.

CARIBE