Archivo

Legislativo de Carolina del Sur debatirá uso de la bandera confederada

Hay pedidos para retirar la polémica bandera en el exterior del Parlamento del estado de EE. UU.

notitle
23 de junio 2015 , 04:26 p.m.

Ambas cámaras del Capitolio de Carolina del Sur (EEUU) acordaron esate martes iniciar un debate sobre la posibilidad de retirar la polémica bandera confederada situada en el exterior del Parlamento estatal, como han solicitado numerosos políticos después del tiroteo de la semana pasada.

Un día después de que la gobernadora de Carolina del Sur, la republicana Nikki Haley, pidiera retirar la bandera confederada del jardín del Parlamento estatal, los legisladores de la Cámara de Representantes aprobaron, con 103 votos a favor y 10 en contra, una moción para iniciar un debate sobre esa posibilidad.

El Senado estatal aprobó poco después por voto verbal otra moción que le permite incluir en la sesión especial de este martes, convocada inicialmente para hablar sobre el presupuesto, el debate sobre la bandera confederada.

Cientos de personas se congregaron este martes frente al Capitolio estatal para exigir a los legisladores que debatan y aprueben una ley para retirar el controvertido emblema.

El debate sobre el uso de la bandera confederada, un emblema que divide a Estados Unidos desde su Guerra Civil (1861-1865), se ha reavivado en el estado a raíz del tiroteo de la semana pasada en una iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur), donde murieron nueve personas.

Esa bandera, la que adoptaron en la Guerra Civil los estados secesionistas -y favorables a la esclavitud- de la Confederación frente a la Unión (estados norteños), refleja para algunos estadounidenses parte de la historia e identidad de su estado, mientras que para otros se trata de un emblema racista.

Retirar la bandera confederada del Parlamento estatal requiere la aprobación de dos tercios de cada una de las dos cámaras que lo forman, y es probable que el debate al respecto dure semanas, según algunos legisladores.

El legislador estatal republicano Doug Brannon ha afirmado que planea presentar este verano un proyecto de ley para retirar la bandera del Parlamento.

Una ley estatal de 2000 requiere que la insignia ondee en los jardines del Capitolio, a donde se trasladó ese año después de que alrededor de 46.000 personas exigieran en una protesta que se retirara la bandera de la cúpula del Parlamento, donde se encontraba desde hacía medio siglo.

El debate sobre la bandera confederada se ha extendido a otros estados del sur como Misisipi o Virginia, cuyo gobernador, Terry McAuliffe, anunció este martes que su estado retirará el controvertido emblema de todas las matrículas de vehículos emitidas en su territorio, por considerarla un símbolo "divisivo y dañino". 

No la venderán más

Por su parte, la cadena minorista Walmart y otras tiendas dejarán de vender la bandera confederada tras reavivarse la polémica sobre ese controvertido símbolo por la matanza de Charleston (Carolina del Sur).

"No queremos vender productos que pongan a nadie en una situación incómoda", dijo este martes el presidente y consejero delegado de Walmart, Doug McMillon, en declaraciones a la cadena de televisión CNN un día después de anunciar que retirarán la controvertida enseña.

El mayor grupo de comercio minorista del mundo explicó en un comunicado que los productos que incluyan la bandera confederada serán retirados de sus locales y de su página web.

Por su parte, el portal de subastas eBay anunció este martes que también prohibirá la venta de la bandera confederada y de otros objetos relacionados por haberse convertido en un "símbolo de división y de racismo".

Washington (EFE)