Archivo

Intervienen terreno en NQS con 94 tras seis años de pleito

IDU inició intervenciones para conexión de redes en el tanque de agua potable de un edificio.

notitle
22 de junio 2015 , 09:16 p.m.

El lunes fue intervenido por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) el antejardín en donde se encuentra un tanque subterráneo de agua potable del edificio Suite Crown Building. Este ha impedido que se adelante parte de las obras de construcción del deprimido de la NQS con calle 94 (vea la nota anexa).

Según el IDU, la intervención al espacio público cercano al edificio Suite Crown Building (calle 94 n.° 21-68) se realizó para continuar con las labores de construcción de la obra que constan en la instalación y conexión de las redes secas para Codensa, ETB, UNE, gas natural y una red del acueducto de 8 pulgadas. “Estamos haciendo la intervención en la zona del espacio público aledaña al tanque –zona común del edificio que fue expropiada en el 2011–; adelantando la construcción de las redes y, posteriormente, haremos la de las cámaras”, explicó la entidad.

Además, informó que en cada costado del edificio se han intervenido las redes, pero no habían podido garantizar la conexión de estas debido al tanque, retrasandose así en el cronograma de la ‘megaobra’ por cuatro meses. Por su parte, residentes del edificio –que llevan seis años en pleito y en proceso de negociación con el Distrito para concretar el traslado del tanque de agua potable– comentan que estos trabajos comenzaron sin darles previo aviso a las 28 familias que viven en el Suite Crown Building.

La comunidad asegura que están violando su derecho a la libre circulación y al debido proceso, pues todavía existe una querella sin resolver. “Nos están violando dos derechos. En este momento no podemos sacar nuestros vehículos y no tenemos algunos servicios públicos”, comentó Armando Escobar, líder de la mesa organizada por los residentes para hacerle frente a este tema. Con el inicio de estas acciones se les restringió a los vecinos el acceso vehicular en el costado occidental entre 8 a. m. y 5 p. m., los días 22 y 23 de junio del 2015 y, en el mismo horario, el 24 y 25 de junio se les restringirá el acceso al costado oriental.

Según el vecino, se les informó tarde –y por medio de un papelito– sobre el inicio de las labores de intervención que afectaría la zona alrededor del tanque y parte de la escalera del edificio. “Sobre este operativo no fuimos informados sino en la mañana del lunes cuando llegaron con 30 policías, retroexcavadoras, 20 obreros y la Alcaldía de Chapinero”, agregó.

Por otro lado, en cuanto al tema del traslado del tanque, los residentes aseguraron que este no puede demolerse ni estar dentro del edificio y subrayaron que se ha demostrado, durante las 20 audiencias realizadas con la Personería, que existen otras opciones para no demolerlo.

“No sería necesario demoler el tanque ni hacer este operativo agrediendo a la comunidad. Nosotros necesitamos el tanque de agua potable. La Alcaldía de Bogotá no nos está garantizando los derechos”, subrayó Armando Escobar, residente del edificio.

La polémica por el traslado de un tanque

De acuerdo con el IDU, el espacio del antejardín de la edificación, catalogado como zona común, fue expropiado vía administrativa en noviembre del 2011, después de que no se llegara a un acuerdo con los residentes del Suite Crown Building para construir la megaobra ahí. Por ello, el Distrito pagó unos 188 millones de pesos a través de un depósito en el Banco Agrario.

Durante seis años, residentes del edificio y el Distrito intentaron negociar y una tutela impuesta por el edificio fue negada en el 2012 por el juzgado 47 Civil de Bogotá. William Camargo, director del IDU, ha señalado que la edificación ha hecho una ocupación indebida de un terreno que es del Distrito y construyeron un tanque de agua ahí: “Han obstaculizado el traslado de redes y han insultado a los contratistas. Incluso han parqueado vehículos para impedir el acceso de maquinaria”.

Según el instituto, en ese predio se hará el traslado de las redes del costado sur para continuar con el hincado de la tablestaca, necesario para darle estructura al deprimido. La entidad aclaró que el tanque no será trasladado, ya que solo se realizará la intervención del espacio público circundante.

“El tema del tanque tiene un proceso jurídico, en manos de la alcaldía local, que se deberá pronunciar sobre su traslado”, aclaró el IDU. Por su parte, los residentes alegan que si el tanque se retira, se quedarían sin agua y señalaron que el IDU ha dado tres opciones no viables para reubicarlo. “Un estudio con una firma de ingenieros indicó que no se puede meter al edificio. Propusimos al IDU que lo reubicaran y nos dieran una garantía, pero no quieren”, dijeron.


laujim@eltiempo.com
Redacción EL TIEMPO ZONA