Archivo

Solo una selfi y algunos chispazos

¿Aparecerá el próximo viernes frente a Colombia? Esperamos que no, que siga apagado.

notitle
22 de junio 2015 , 08:31 p.m.

La noticia más destacada y comentada sobre Lionel Messi, el argentino, la gran estrella del Barcelona, del fútbol en el mundo, después de terminada la fase de grupos de la Copa América de Chile 2015 fue la selfi que le pidió el futbolista jamaiquino Deshorn Brown, tras duelo frente a Argentina. De resto, de Messi se ha hablado poco, muy poco en este torneo que entra en su etapa definitiva.

Y todo porque la ‘Pulga’ no ha aparecido en su máxima expresión, ni ha confirmado en los estadios chilenos el excepcional momento con el que llegó a la Copa, después de ganar con Barcelona la Champions, la Liga de España y la Copa del Rey.

Siempre del mejor futbolista del mundo se espera lo máximo y en Chile no se ha podido ver en vivo y en directo al jugador que eclipsó en el remate del primer semestre de 2015 con el equipo que dirige Luis Enrique, con el que volvió a ganarlo todo.

Messi sí ha sido el eje de juego de Argentina. Por sus pies pasan todos los balones, ha mostrado uno que otro destello; pero aún no se ve una de sus joyas individuales en las que deja rivales tirados en la gramilla o sus goles cargados de fantasía e imaginación.

Un solo gol, de penalti frente a Paraguay, y cero asistencias es el balance del ‘10’ de los albicelestes.

En el apartado de las estadísticas, lo que juega del lado del rosarino es que ha sido el futbolista que más ha rematado al arco contrario tras jugar los tres primeros partidos: ¡17 disparos!

Así, nuevamente salen a relucir los comentarios que señalan a Messi por ser uno jugando con Barcelona y otro, muy distinto, cuando se pone la camiseta de su país.

Y las excusas también aparecen: que viene cansado, que en los torneos en Suramérica la marca es mucho más fuerte que en Europa, que falta acople con sus compañeros de selección y que aún no arma una sociedad futbolera con Javier Pastore y Ángel di María.

Para estrellas como Messi no hay muchos espacios para accionar. Puede que el ‘10’ eluda a uno o a dos adversarios, pero el tercero ya para la jugada con una falta. La orden de los técnicos parece ser trancar y parar a como dé lugar a los talentosos.

Y eso no solo le ha pasado al argentino. También le sucedió en la primera fase, por ejemplo, al colombiano James Rodríguez y al brasileño Neymar, quien este lunes se despidió prematuramente de la Copa, después de que Brasil decidiera no apelar la sanción de cuatro fechas impuesta por la Conmebol, luego del incidente en el final del juego contra Colombia.

El trajín de una temporada cargada de partidos con Barcelona también puede influir para la ausencia de brillantez del astro, pero no es algo definitivo.

Messi no es de los que se ‘pone el overol’ cuando no tiene el balón en su poder, ni tampoco cumple con una labor táctica definida. Solamente hace sombra cuando los rivales tienen el esférico.

¿Aparecerá el gran Messi el próximo viernes frente a Colombia? Esperamos que no, que siga apagado.

Con todo y las ausencias del seleccionado colombiano en su zona de volantes, hay que tener fe y esperar que José Pékerman arme un módulo y un plan de juego para que el ‘10’, el considerado como el mejor jugador del mundo, no tenga opciones de desequilibrar y que la noticia más importante de él en Copa sea esa selfi que le pidió el jamaiquino...

El número 8…

ÓSCAR OSTOS
Editor de Futbolred
@oscarostos