Archivo

Martha Isabel Bolaños presenta a su nuevo amor

Hace unos días lanzó su línea de belleza y presentó a quien le robó el corazón.

notitle
22 de junio 2015 , 02:42 p.m.

Atrás quedaron las salidas sola a comer, al cine, a reuniones. Hace diez meses la vida solitaria de la bella Martha Isabel Bolaños cambió gracias a Pablo Rodríguez, un argentino modelo y actor que desde que la vio quedó ‘flechado’: “He sido solitaria y muy independiente, he ido sola a cine, a restaurantes, me tomaba unos vinos sola, fresca y relajada y nunca fue una tortura. Si quería quedarme todo un domingo en la cama lo hacía plácidamente, pero la vida en pareja es una delicia, vale muchísimo la pena apostarle a una buena relación y la cuidoooo... (risas)”.

Y así debe ser, porque no solo le llegó el hombre de sus sueños, tal como se lo pidió a Dios en una carta, sino que además es un superchurro, por el que más de una debe estar trinando de la envidia: “Estaba en una búsqueda, me hice baños, riegos, oraciones y escribí una carta. Dicen que uno tiene que escribir lo que desea, y lo he comprobado en otros aspectos de mi vida con lo más básico. Todos los días hago una lista y semanalmente de lo que tengo que hacer, e hice un experimento, así como hago mi mapa de sueños, como planeo mis cosas a corto y largo plazos, hice una carta a Dios donde le pedía un hombre así, ¡con todo! No se me escapó nada, y Pablo es lo que pedí: un hombre fiel y leal, un compañero de vida, un amigo, honesto, juicioso, con personalidad, ojalá sin hijos y él no tiene hijos, y si hay un hijo, va a ser de los dos”.

Se conocieron hace diez meses y hace tres están viviendo juntos: “Cuando dije que me daría un año, y así fue, llevaba un año sin salir, sin que me tocaran una mano y dedicada a mí por completo, escribí esa carta y me relajé. Lo conocí en un taller de actuación y cuando lo vi me pareció muy guapo, pero no estaba interesada. Pablo me dijo que él sí, pero que iba a esperar a que terminara el taller para invitarme a un café. Terminó el taller y me llamó al otro día y desde ese momento no nos hemos separado. Vi en él un hombre tranquilo, no es de ‘echar los perros’, por eso estoy con él, porque no puedo con un hombre mirón e irrespetuoso”.

Como todo ha sucedido tan rápido, no es raro pensar que muy pronto suenen campanas de boda: “Por el momento estamos pensando en salir adelante juntos. Pablo vino al país con el propósito de actuar, y yo estoy con mi línea de belleza”.
Pero ante la pregunta de tener hijos, la actriz contestó: “Este año no será”. ¿El año entrante?: “De pronto. Si hay matrimonio, hablamos de hijos; si hablamos de hijos, habrá matrimonio”.

GLORIA FRANCO