Archivo

Alberto Style plasmó su paso por la cárcel en sus canciones

Dijo que le habían quedado secuelas y que aún no podía ver películas de presos.

notitle
22 de junio 2015 , 02:34 p.m.

El puertorriqueño Alberto Style regresa a nuestro país al retomar su carrera musical. Incluirá en su nuevo álbum dos temas que hablan sobre su paso por la cárcel BellaVista.

Podría pensarse que el cantante puertorriqueño Alberto Style no desearía pisar territorio colombiano luego de que fuera acusado de homicidio en grado de tentativa hace tres años cuando estaba en una fiesta privada en Medellín. Hubo un tiroteo y uno de los heridos señaló a Style como el hombre que había disparado en su contra. Seis meses después de haber sido puesto preso, un juez absolvió al cantante y este regresó a su país.

Luego de tres años, el artista volvió a Colombia porque retomó su carrera, la que tuvo que dejar justo cuando estaba en la cima al perder su libertad. Ahora viene a promocionar el sencillo Fiel amante, de su reciente álbum El cantante del barrio: “No puedo echarle la culpa a Colombia por unas cuantas personas que quisieron hacerme daño, que le hicieron daño a mi familia y que sabían que eso no fue verdad. Mi mamá nunca me preguntó qué había pasado; ella solo preguntaba si me encontraba bien. En un ochenta por ciento tuve apoyo de los colombianos y mis seguidores siempre estuvieron ahí, por eso regresé”.

Aunque su propósito es promocionar su tema Fiel amante, el puertorriqueño nos habló por primera vez sobre su triste paso por la cárcel: “La vida te cambia por completo, pero se trata de un aprendizaje. Era muy confiado, siendo famoso me paraba en cualquier lado, ahora me cuido mucho, canto en un show y me voy inmediatamente. Me quedaron secuelas; aún no puedo ver películas de presos, de cárceles, me invade un pánico, y bañándome -porque allá era el único tiempo que estaba solo- me asusto mucho y me pasan corrientazos de los pies a la cabeza. Aprendí a valorar a la familia; a veces uno se queja por todo, por la falta de plata, por tener solo 20.000 pesos en el bolsillo, y allá en la cárcel 1.000 pesos son valiosos. Ahora veo una moneda en la calle y la recojo”.

En los malos momentos se sabe quiénes son los amigos: “A mi equipo anterior lo boté; el único que se quedó fue mi Dj. Mi nuevo equipo son mis amigos. Dos semanas antes de salir de la cárcel un amigo salió, cuando quedé en libertad lo saqué de las calles y lo llevé conmigo y hoy en día es uno de mis mejores empleados, de las mejores personas que he conocido en mi vida. También tuve grandes amigos como Nicky (Jam), él me ayudó económicamente y en todos los sentidos”.

En su nuevo trabajo incluyó además Bella bella, una canción que escribió hace dos años y que hace referencia a su paso por la cárcel Bellavista, pues así la llaman los reclusos. Y el otro tema es El jibarito de la esquina, que habla de los que se encuentran en hacinamiento en las cárceles de Colombia.

GLORIA FRANCO