Archivo

Papa Francisco pide perdón por persecución de valdenses en el siglo XV

Este movimiento protestante tiene 30.000 fieles y casi fue exterminado hace un poco más de 500 años.

notitle
22 de junio 2015 , 09:16 a.m.

El Papa Francisco pidió perdón este lunes por el trato "inhumano y poco cristiano" de la Iglesia Católica a los valdenses, un pequeño movimiento protestante que el Vaticano intentó exterminar en el siglo XV.

El líder católico hizo estas declaraciones en la primera visita de un Papa a un templo valdense, en el segundo día de su gira por la región de Piamonte en Italia, el centro de la iglesia valdense, que tiene apenas unos 30.000 fieles en el mundo.

Si bien el movimiento es minúsculo comparado con los 1.200 millones de católicos romanos en el mundo, el gesto es parte de los esfuerzos de Francisco por promover la unidad cristiana y es significativo de cara al quinto centenario de la Reforma protestante en el 2017.

"De parte de la Iglesia Católica, pido perdón por las posturas y acciones poco cristianas e incluso inhumanas tomadas en contra suyo a lo largo de la historia", dijo el pontífice. "En nombre de Jesús nuestro señor, perdónennos", añadió. Los valdenses, que ahora viven en su mayoría en Italia y en Latinoamérica, integran un movimiento fundado en Francia a fines del siglo XII por Pedro Valdo, quien entregó sus bienes a los pobres para vivir austeramente.

El grupo fue creciendo y terminó involucrado en una cruenta batalla teológica con el Papado. Los valdenses, precursores de la Reforma protestante del siglo XVI, fueron calificados como herejes en 1487 por el Papa Inocencio VIII, quien ordenó que fueran exterminados.

Unos 1.700 valdenses fueron asesinados en 1655 por las fuerzas católicas comandadas por el Duque de Savoy. Durante una visita a Jerusalén en el 2000, el fallecido Papa Juan Pablo II pidió perdón a la comunidad judía por la persecución llevada a cabo durante siglos por la Iglesia Católica.

En el 2017, los cristianos conmemorarán el aniversario 500 de la Reforma protestante de Martín Lutero. Varias iglesias cristianas aún no han llegado a un acuerdo sobre la manera en que marcarán la división del cristianismo occidental, que dio paso a sangrientas guerras religiosas.

El jefe de la Iglesia Protestante en Alemania, el obispo Heinrich Bedford-Strohm, ha dicho que está a favor de invitar al Papa a sumarse al "festival cristiano" que conmemorará el aniversario.

Francisco, un argentino cuyo padre y abuelo nacieron cerca de Turín, finalizó su visita de dos días en la región con un almuerzo privado junto a sus parientes italianos.

TURÍN, Italia (Reuters)