Archivo

Tumaco, otra vez sin luz por voladura

Centros de salud y hospitales, que se declararon en alerta, funcionan con plantas eléctricas.

21 de junio 2015 , 08:07 p.m.

Entre 36 y 48 horas tardaría la reparación de la torre de energía volada por las Farc en el sector de Altaquer que tiene sin luz a Tumaco y otros cuatro municipios de Nariño.

El corte, ocasionado por el atentado de las Farc, afecta a los municipios de Barbacoas, Ricaurte, Magüí Payán, Roberto Payán y a Tumaco, municipio que ya había sufrido un corte a comienzos de mes por otra acción de la guerrilla.

Las Centrales Eléctricas de Nariño (Cedenar) pusieron en funcionamiento plantas termoeléctricas, pero esos equipos solo sirven para llevar energía al 50 o el 80 por ciento de los más de 250 mil habitantes que se ubican en las cinco localidades afectadas.

La Fuerza de Tarea ‘Pegaso’, del Ejército, y la Policía atribuyeron el ataque a la columna móvil Mariscal Sucre, de las Farc.

Por ahora, los centros de salud y hospitales, que se declararon en alerta, están funcionando con plantas eléctricas propias.

La directora del Instituto Departamental de Salud de Nariño, Elizabeth Trujillo, dijo que el atentado “afecta la atención en salud de comunidades desprotegidas y marginadas del departamento”.

De los municipios afectados, Tumaco es el más golpeado por la falta de energía. Según el presidente de la junta directiva de la Cámara de Comercio de esta localidad, Jaime Bedoya, cada día, el sector productivo de Tumaco que comprende el comercio, la pesca y el turismo registra pérdidas por 1.200 millones de pesos.

Bedoya dijo que en el puerto hay tres plantas termoeléctricas que el año pasado el Gobierno Nacional entregó para enfrentar estos apagones ocasionados por atentados de las Farc.

El gobernador de Nariño, Raúl Delgado, aseguró que miembros del Ejército ya habían logrado asegurar el terreno de la voladura, mientras que el grupo especializado en desactivar minas trabajaba con el fin de garantizar el ingreso a los operarios de Cedenar para reparar la torre derribada.

“Esta vez las circunstancias son más favorables porque la torre afectada se encuentra relativamente cerca de la vía y eso facilitará los trabajos de reparación”, dijo el mandatario departamental.

Mauricio de la Rosa
Especial EL TIEMPO
Pasto.