Archivo

El renacer de Claudio Pizarro en la selección de Perú

El atacante marcó en la victoria de su equipo 1-0 sobre Venezuela en la Copa América.

notitle
19 de junio 2015 , 09:34 p.m.

Claudio Pizarro lo volvió a hacer. Su nombre sigue vigente 16 años después de vestir la casaca de Perú por primera vez, y el pasado jueves marcó su vigésimo gol con la selección en el triunfo ante Venezuela.

El ‘héroe del Callao’, que en octubre llega a 37 años, se adueñó de los titulares de la prensa y silenció las críticas que despertó por ganarse la confianza de Ricardo Gareca y suplir a Jéfferson Farfán en un encuentro clave para Perú en la Copa América.

En el minuto 72, el ‘Bombardero’, quien lució el brazalete de capitán cedido por Carlos Lobatón en el camerino, en una muestra del respeto que genera entre sus compañeros, cambió con un zurdazo los reproches por los halagos. Convirtió el único tanto sobre Venezuela y lo celebró con un grito que atravesó los Andes y llegó hasta Alemania, donde el Bayern Múnich, club en el que no está decidido su continuidad, también lo felicitó por Twitter.

“Lo grité de manera especial por el significado que tenía, no por una revancha. Este gol era muy importante porque nos permite llegar con posibilidades a la última fecha”, aseguró Pizarro, quien no anotaba con Perú desde 2013, en la derrota por 3-1 ante Argentina en Buenos Aires, en la eliminatoria para Brasil 2014.

Pizarro, o ‘Don Claudio’, como lo llaman los hinchas peruanos, en su cuarta Copa América, es el tercer jugador más veterano en marcar y el máximo goleador extranjero de la Bundesliga, pues en 15 temporadas entre Werder Bremen y Bayern Múnich lleva 176 dianas.

El delantero de 1,84 metros de estatura no había tenido buenos recuerdos en dos partidos anteriores frente a Venezuela en esta competición. En 2004, en la edición de Perú, en un duelo que los locales ganaron por 3-1, recibió un codazo en la cabeza de Alejandro Cichero y sufrió una fractura en el cráneo que lo obligó a estar varios meses sin jugar. Tres años después, en el torneo organizado por Venezuela, cayeron por 2-0 en la segunda fecha, con él de capitán.

Con su gol a la Vinotinto, Pizarro quedó cuarto en la lista de los máximos artilleros peruanos, a seis del legendario Teófilo Cubillas, uno de sus más fuertes críticos y quien ha cuestionado su liderazgo.

Con la humildad que lo caracteriza, Pizarro reconoce que los años no llegan solos y ha aprendido a ser suplente en un equipo donde antes era uno de los indiscutibles.

“Acá todos somos importantes. En algún momento van a entrar jugadores de la banca y van a definir el partido. Si algo he aprendido del fútbol es que esto es un equipo y se necesita de todos”, agregó al final del choque con Venezuela.

Con sinceridad también reconoció que no está al ciento por ciento. “No estoy del todo bien, me costó mucho el partido. Pero lo importante es que ganamos y nos vamos a jugar todo contra Colombia para intentar clasificarnos”, aseveró el atacante, para quien el secreto de su vigencia en el fútbol es trabajar.

Gareca, en reconocimiento, lo excluyó en el minuto 90 por Yoshimar Yotún para que recibiera el aplauso de miles de hinchas, incluso los venezolanos.

EFE