Archivo

Amor manchado y eterno (por Daniel Casas)

"One Hit Wonder" es la frase de los artistas que con una canción tuvieron sus 15 minutos de fama.

19 de junio 2015 , 03:48 p.m.

“One Hit Wonder” es la frase con que se identifica en la música a aquellos artistas que solo con una canción tuvieron sus 15 minutos de fama y jamás volvieron a figurar. La lista es bastante amplia. Sin ir más lejos, hace un tiempo el Canal VH1 presentó un listado de 100 de ellos y que incluye, entre muchos, a A-Ha, The Knack, 4 Non Blondes y Bobby McFerrin.

Pero a mi juicio el más trascendental de todos es el dúo británico Soft Cell y su tema Tainted Love, de 1981-82. Integrado por Marc Almond y David Ball, fue uno de esos dúos británicos del new wave que aplicaron la fórmula de músico polifacético manejando sintetizadores y máquinas, más un buen cantante. OMD, Erasure, Yazzo y Pet Shop Boys son ejemplos perfectos.

A comienzos de 1982, Tainted Love alcanzó el número 8 en listas de éxitos en EE. UU., pero necesitó cerca de siete meses.

Luego entró en el Guinness Book of Records de la época como la canción con más semanas consecutivas de permanencia en el Hot 100 de la revista Billboard (43).

Número uno en 17 países, incluyendo Inglaterra en agosto del 81, Tainted Love es la versión que Soft Cell hizo del original de Gloria Jones de 1965. Muy cercana a esta, pero llena de efectos industriales, capas de sintetizadores, arreglos vocales y liderada por la gran voz de Almond, es bastante representativa del technopop de los 80.

Después de su álbum Non-Stop Erotic Cabaret, el dúo publicó otro más en 1983, antes de separarse, pero dejó para la historia esta canción que a veces tiene ribetes de eterna.

Daniel Casas
Periodista musical