Archivo

'Las Farc y la minería ilegal, dos grandes contaminantes': Iglesia

Cardenal Rubén Salazar condenó acciones de la guerrilla que han impactado en el medio ambiente.

18 de junio 2015 , 11:04 p.m.

El cardenal colombiano Rubén Salazar analizó la encíclica ambiental del Papa Francisco y afirmó que las Farc tienen una alta cuota de responsabilidad ante los daños que ha venido sufriendo el medio ambiente en el país. Se refiere a los recientes derrames de petróleo en el Putumayo y a otras acciones similares. Pero también señaló a quienes explotan la minería de manera ilegal.

"Nosotros, en Colombia, tenemos que hacer muchos llamados de atención no solo a la guerrilla, sino a todos aquellos que están depredando el medio ambiente con la minería ilegal, con un desarrollo destructor de la Amazonía y de las cuencas hidrográficas”, afirmó Salazar, también arzobispo de Bogotá y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

“El derrame deliberado de crudo, que ha contaminado vastas regiones del país, es indudablemente un crimen que la Iglesia condena abiertamente", añadió el prelado.

Por su parte, monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, señaló a las Farc de cometer crímenes ambientales, al referirse al caso puntual ocurrido recientemente en el Putumayo. “Es intolerable que la guerrilla acuda a estas acciones para protestar, supuestamente, contra la extracción de petróleo y los capitales extranjeros. Eso es una cosa bárbara, pues el daño es irreparable”, aseguró.

A propósito de la propuesta ambiental del papa Francisco, monseñor Monsalve dijo que, en el caso de Colombia, la minería –tanto la legal como la ilegal- es responsable del deterioro del patrimonio natural que ostenta el país.

“Lamentablemente, casi todo nuestro subsuelo fue entregado mediante concesiones para la explotación y ese es un drama que está afectando gravemente los ríos, las fuentes hídricas, las selvas”, añadió.

El arzobispo de Cali también señaló que la encíclica del papa argentino se aterriza en Colombia en cuanto a la relación entre el dinero, el poder y la sociedad. “Existe un depredador que se traga nuestra tierra, nuestros recursos naturales, todo por el lucro, el poder y la acumulación de dinero”, puntualizó.

EL TIEMPO