Archivo

Reclusos podrán generar nuevos ingresos a través del 'teletrabajo'

Tres ministerios firmaron un convenio para que esto sea posible.

17 de junio 2015 , 11:50 a.m.

A través de la firma de un convenio quedó en firme la alianza entre los ministerios de Trabajo, Justicia y TIC, con el Inpec y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), para que los internos de las cárceles de Colombia puedan hacer teletrabajo desde los centros de reclusión. Esto les permitirá a los presos generar nuevos ingresos para sus familias.

El programa, que inicia como plan piloto en tres cárceles del país, pretende que los reclusos tengan una herramienta de resocialización e inclusión social que les será útil para cuando terminen de pagar su pena.

El ministro de trabajo, Luis Eduardo Garzón, señaló que con el teletrabajo se "está construyendo tejido social" pues el programa propone que los presos tendrán beneficios económicos, la oportunidad para formarse y de resocializarse.

Uno de los tres recintos del país que tendrá este programa es la cárcel femenina de Buen Pastor, donde se espera que en dos meses se instale un punto de Vive Digital para el uso de las internas. Sin embargo, se espera que la iniciativa se extienda a todos los centros penitenciarios del país, según indicó el Ministro de Justicia, Yesid Reyes.

“La posibilidad de teletrabajo mejora las condiciones de vida de las personas (…) pues tendrán descuentos punitivos con teletrabajo. Eso es muestra de rehabilitación y resocialización" aseguró Reyes.

A su turno la viceministra de Tic, Carolina Hoyos, dijo que espera que “120 mil personas puedan encontrar en el teletrabajo una opción de vida".

Pero, ¿cuál es la opinión de las presas? EL TIEMPO habló con tres internas de El Buen Pastor sobre la iniciativa lanzada por el Gobierno y, aunque ninguna de ellas tenía conocimiento sobre el programa de teletrabajo, todas se mostraron de acuerdo con el mismo pues reconocen “que es una gran oportunidad”.

Una de ellas, quien pidió reserva de su nombre, manifestó no consiguió empleo en la calle y por eso recurrió al hurto (delito por el que está condenada). Dijo que poder trabajar desde la cárcel le da la esperanza para mejorar el sustento de sus hijos.

"Todas acá tenemos sueños, anhelos y proyectos, con esto veo una oportunidad para salir adelante", señaló la interna.

JUSTICIA