Archivo

Los señalamientos al hermano de 'Macaco' que quiere ser alcalde

Fiscalía dice que hay a su nombre bienes adquiridos por el narco. Declaración de 'expara' lo enreda.

notitle
16 de junio 2015 , 08:24 p.m.

Cuatro años después de haber intentado, sin éxito, ser alcalde de Dosquebradas, el segundo municipio más grande de Risaralda, Roberto Jiménez Naranjo, hermano del extraditado jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez, ‘Macaco’, repite candidatura.

Jiménez, de 52 años, administrador de fincas ganaderas, inició su vida política en el 2001, en el Concejo de Dosquebradas. Aunque siempre ha dicho que nada tiene que ver con el imperio criminal de su hermano, testimonios de ex-Auc y documentos en poder la Fiscalía señalan que su relación con ‘Macaco’ iría más allá del nexo familiar.

Para la Fiscalía es claro que ‘Macaco’, extraditado a EE. UU. en el 2008 y quien perdió los beneficios de Justicia y Paz por seguir traficando, trató de ocultar bienes a través de terceros y familiares. Es el caso de dos haciendas en Cáceres (Antioquia): Santa Helena y Mandinga. Esta última, que tiene una mina de oro, está en manos de la Unidad de Víctimas y fue avaluada en 3.000 millones de pesos.

El ex-Auc Germán Senna Pico le dijo a la Fiscalía que el exconcejal y aspirante a alcalde “participaba activamente en la administración de los bienes del Bloque Central Bolívar”, el más grande de las Auc y en el que ‘Macaco’ fue uno de los grandes capos.

Al decidir en primera instancia la expulsión del jefe paramilitar, el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá les dio crédito a las versiones según las cuales las dos fincas de ‘Macaco’ eran administradas por su hermano Roberto Jiménez. Estaban a nombre de José Benjamín Prieto Duarte, testaferro de ‘Macaco’, quien trabajó en el Incora y fue asesinado el 16 de junio del 2013.

Senna Pico también dijo que Roberto Jiménez fue gerente de la Sociedad Tejares La Mojosa, de la cual era socio José Benjamín Prieto. “Esa sociedad fue afectada con medida cautelar dentro de un proceso de extinción de dominio”, dice el documento del Tribunal de Bogotá.

Y en marzo de este año, cuando la Corte Suprema dejó en firme la expulsión de ‘Macaco’, la Fiscalía solicitó en ese proceso imponer una medida cautelar sobre el local del antiguo Banco de Santander en Caucasia (Antioquia). Según la Fiscalía, el bien, de 350 millones de pesos, fue adquirido por Roberto Jiménez y su esposa, Carmen Liliana Pérez Giraldo, a través de Alberto Rojas Mesa a quien hicieron pasar como propietario. “Solicitaron al vendedor de manera expresa que la escritura se realizara a nombre de este último”, dijo la Fiscalía.

Aunque la Corte se negó a imponer medida cautelar sobre ese bien, sí advirtió que Jiménez intentó ocultarlo. Así mismo, en un fallo de abril pasado la Corte Suprema le impuso medidas cautelares a un apartamento del edificio Jardín de los Laureles, en Medellín de propiedad de Roberto Jiménez porque se demostró la vinculación “evidente” de las propiedades con su hermano narco.

El polémico aspirante le dijo a EL TIEMPO que está seguro de que superará los 18.000 votos de las elecciones del 2011. Se negó a contar qué partido le dio el aval “porque eso podría entorpecer” su candidatura.

BOGOTÁ y PEREIRA