Archivo

Beneficio de la duda

No es momento de salir como un justiciero a jubilar jugadores.

notitle
15 de junio 2015 , 11:04 p.m.

Se lee, se escucha, se percibe y se siente en el ambiente futbolero un negativismo, una sensación de que Colombia está con pocas opciones de avanzar a los cuartos de final de la Copa América.

Pero ese pensamiento no se debe a la derrota contra Venezuela porque perder hace parte del juego; lo que está generando esa incertidumbre en el ambiente es la manera como se perdió.

Colombia no jugó bien, no mostró ese fútbol que la candidatizó al título. Tuvo unos 10 minutos de mucho vértigo y se crearon opciones, aunque eso no indica que se jugó bien en ese tramo. Pero tampoco es justo decir que ya toca cambiar todo el equipo; antes del debut en Chile, nadie discutía en cuanto a Pablo Armero o a Camilo Zúñiga, y se veía como acertada la alineación de Cristian Zapata y Jeison Murillo como defensas centrales.

Ahora ya se pide un cambio extremo en el equipo, ese mismo al que hasta antes del domingo se le exigía que dijera que debía ganar la Copa América. Y también se está sacando como excusa que muchos jugadores no venían con ritmo de competencia, algo que ya se sabía, no es algo que fuera una sorpresa.

Ya pasó en un momento: después de los mundiales Estados Unidos 1994 y Francia 1998 se quería jubilar a muchos jugadores, esos mismos que habían llenado de gloria al país.

No es momento de salir como un justiciero a jubilar jugadores, como en su momento quisieron hacerlo con Faustino Asprilla y Fredy Rincón, entre muchos otros. Es la hora de darles el beneficio de la duda a unos jugadores que ya demostraron que son capaces y que esa frustración que hay es por ese mismo motivo, porque se sabe que dan más, y qué mejor que demostrarlo ante Brasil.

Papel y lápiz…

ANDRÉS F. VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO
@afviveros