Archivo

Tres revelaciones y Brasil, como favorito, buscan el título del Sub-20

Las selecciones Sub-20 de Serbia, Senegal, Mali y Brasil se medirán en semifinales de Nueva Zelanda.

notitle
15 de junio 2015 , 10:12 a.m.

Este miércoles se dirimirán las semifinales del Mundial sub-20 de Nueva Zelanda, a las que han llegado tres revelaciones, una representante del fútbol europeo, Serbia, y dos de la siempre poderosa cantera africana, Senegal y Mali, y un gran favorito, Brasil, que busca el hexacampeonato.

El conjunto de Rogerio Micale se enfrentará a Senegal en el Christchurch Stadium con arbitraje del italiano Daniele Orsato y el cuadro balcánico a Mali en el North Harbour Stadium de Auckland, bajo la dirección del argentino Mauro Vigliano.

Por historia y teóricos argumentos Brasil sería la clara e indiscutible favorita para sumar su sexta corona universal e igualar a Argentina, pero su andadura en el torneo obligan a la cautela.

Los brasileños cumplieron una primera fase en cierto modo solvente, pero desde entonces no han marcado gol alguno. Han superado los octavos y los cuartos sin anotar. Tan solo les ha permitido progresar su acierto en la tanda de penaltis en las que superaron a Uruguay y a Portugal.

Esa es una de las asignaturas pendientes para el equipo de Micale, obligado a corregir si quiere superar a un rival poderoso en el apartado físico que tras pasar grandes apuros en su grupo -fue tercero- y necesitar los penaltis contra Ucrania en cuartos fue el único que ganó su partido (ante Uzbekistán).

La selección senegalesa que dirige Joseph Koto ya ha hecho historia. Nunca había alcanzado estas cotas. Y no quiere parar aquí. Por muy ilustre que sea el oponente.

La presencia de Serbia en estas semifinales, así como el acceso a la fase final del Europeo sub-21 a costa de España, tiene un significado claro, el resurgimiento de una escuela histórica del fútbol mundial, que desde la desaparición de la extinta Yugoslavia no se había asomado de esta manera a estas cotas.

Aunque comenzó con una derrota contra Uruguay, el equipo de Veljo Paunovic resolvió sus siguientes partidos con sendos 2-0 ante Mali y México, frente a Hungría hizo gala de unas grandes dosis de saber competir en los momentos más delicados (gol en la prórroga en inferioridad) y ante Estados Unidos tuvo que recurrir a los penaltis tras igualar a cero.

Mali regresa a una semifinal del Mundial sub-20 dieciséis años después de alcanzarla en Nigeria'99 -entonces perdió ante España, posteriormente campeona-. Fanyeri Diarra ha reunido un grupo que atesora el poderío físico de los jóvenes africanos y unas grandes dosis de calidad.

Tras un paso dubitativo por la fase de grupos, que superaron al ser uno de los mejores terceros, se deshizo de dos de los favoritos, primero Ghana con tres golazos y luego Alemania en los penaltis.

"Antes del torneo no creía que estuviéramos preparados pero hemos crecido en confianza y creemos en nosotros mismos. Hemos ido paso a paso y logrando buenos resultados. En estas competiciones siempre hay sorpresas y nosotros somos una de ellas. Ahora estamos preparados para hacer frente a lo que venga", resumió Diarra el pletórico estado de ánimo del conjunto africano.

EFE