Archivo

Pese a orden de captura de la CPI, presidente de Sudán deja Sudáfrica

Omar Hasan al Bashir está acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad en la región de Dafur.

notitle
15 de junio 2015 , 07:11 a.m.

El presidente de Sudán, Omar Hasan al Bashir, sobre el que pesan dos órdenes internacionales de captura, abandonó este lunes Johannesburgo con destino a Jartum en el avión presidencial, informaron fuentes gubernamentales sudanesas.

Las fuentes precisaron que el avión presidencial despegó a las 11:00 hora de Johannesburgo (04:00 hora de Colombia).

Al Bashir regresa a Sudán pese a que el domingo un tribunal sudafricano ordenó impedir su salida del país debido a la orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra y contra la humanidad en la región de Darfur.

Su marcha se produjo antes de que el Tribunal Superior de Pretoria dictaminara si el Gobierno sudafricano debía detenerlo, una decisión que la corte todavía está deliberando. Sin embargo, las autoridades de Johannesburgo se opusieron desde el principio al arresto de Al Bashir y habían aprobado un decreto para garantizar inmunidad a todos los líderes que participaran en la cumbre africana.

Está previsto que el ministro sudanés de Exteriores, Ibrahim Gandur, ofrezca una rueda de prensa esta tarde en Jartum con motivo del retorno del presidente. Por su parte, el partido gobernante Conferencia Nacional, de Al Bashir, va a organizar una gran recepción en el aeropuerto de Jartum para recibir al mandatario.

En el plano internacional, tanto la Unión Europea como Naciones Unidas han instado en las últimas horas a Sudáfrica a detener a Al Bashir.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que la orden de arresto emitida por la CPI debe ser "respetada e implementada". El alto tribunal, con sede en La Haya, acusa a Al Bashir de responsabilidad por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en la región de Darfur, en el oeste de Sudán.

En esa región estalló en 2003 un conflicto étnico que costó cientos de miles de vidas y que provocó una de las peores catástrofes humanitarias de tiempos recientes.

Decepción en la CPI

El fiscal adjunto de la Corte Penal Internacional (CPI) mostró su "decepción" el lunes por que las autoridades sudafricanas no detuvieran al presidente sudanés Omar al Bashir, acusado de genocidio, cuando participaba en una cumbre de la Unión Africana en Johannesburgo.

"Nos decepciona que no haya sido detenido", declaró James Stewart, adjunto de fiscal Fatou Bensouda: "nuestra postura siempre ha sido que la obligación de Sudáfrica está clara, debía arrestarlo"

EFE y AFP