Archivo

No hay acuerdo entre Grecia y sus acreedores

Ambas partes discuten refinanciación de las deudas para que el país no incurra en cese de pagos.

notitle
14 de junio 2015 , 07:27 p.m.

Las negociaciones que mantenían desde el sábado Grecia y sus acreedores en Bruselas concluyeron este domingo sin un acuerdo, a causa de las “divergencias importantes” que persisten entre ambas partes, anunció un portavoz de la Comisión Europea. “Las propuestas griegas siguen siendo incompletas”, insistió la fuente.

Desde Atenas, una fuente del Gobierno griego le indicó a AFP que las exigencias de los acreedores eran “irracionales”. El portavoz europeo afirmó, no obstante, que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, “sigue convencido” de que “puede encontrarse una solución de aquí a fin de mes”, cuando Grecia deberá saldar al Fondo Monetario Internacional (FMI) cerca de 1.600 millones de euros.

Juncker “hizo un último intento este fin de semana por encontrar una solución con el primer ministro (griego Alexis Tsipras), a través de sus estrechos colaboradores y trabajando estrechamente con expertos de la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI”, explicó el portavoz.

Aunque hubo avances, las conversaciones fracasaron, porque sigue habiendo divergencias importantes entre los planes de las autoridades griegas y las exigencias conjuntas” de los acreedores, añadió.

Para la Comisión, los griegos deben aceptar un esfuerzo presupuestario anual de “hasta 2.000 millones de euros” para obtener a cambio la ayuda que necesitan, a fin de refinanciarse y no incurrir en un próximo cese de pagos.

Sobre esa base, ahora habrá nuevas negociaciones en el eurogrupo”, que reúne a los ministros de Finanzas de la zona euro, indicó la fuente. La próxima reunión de estos está prevista el jueves 18 de junio en Luxemburgo.

El portavoz añadió que Juncker “sigue convencido de que con más esfuerzos de reformas del lado griego y una voluntad política de todas las partes, puede encontrarse todavía una solución de aquí a fin de mes”.

Desde Atenas, una fuente gubernamental dijo que “las reclamaciones de los acreedores son irracionales. Las negociaciones duraron 45 minutos”. La fuente achacó el fracaso al FMI, cuya posición fue “intransigente y dura”, al insistir en recortar las pensiones y aumentar el IVA. En un comunicado del Gobierno publicado minutos antes de que se anunciara el fin de las negociaciones, Atenas reiteró que “no va a aceptar ningún recorte de los salarios o las pensiones, ni aumentos por medio del IVA del precio de productos de base como la electricidad”.

El Gobierno griego precisa en el comunicado que “el FMI insiste en un recorte de las pensiones equivalente al uno por ciento del PIB, es decir 1.800 millones de euros anuales, así como en aumentos (...) del IVA en productos básicos”. “Esas medidas afectan a los trabajadores, y conducen a un nuevo círculo recesivo”, estima el Gobierno. (Lea: Justicia griega anula baja de las jubilaciones decretada en el 2012)

Pese a las divergencias, el ejecutivo de Tsipras afirma que “está dispuesto a concluir las negociaciones para obtener un acuerdo mutuamente útil”.

Grecia está más cerca que nunca de incurrir en un cese de pagos, lo que tendría consecuencias imprevisibles para la zona euro, formada por 19 países. 

AFP