Archivo

El clásico 'Cenicienta', al estilo de Thierry Malandain

El director del Malandain Ballet Biarritz habla de esta pieza, que se presenta en el Teatro Mayor.

notitle
11 de junio 2015 , 04:01 p.m.

Thierry Malandain se inició en la danza cuando apenas tenía 9 años, fue intérprete de la Ópera de París, recibió decenas de premios como bailarín clásico y muy pronto, a los 26 años, dejó de bailar para fundar y dirigir la Compañía Temps Présent.

Desde entonces ha creado más de 60 coreografías y es el director del Centro Coreográfico Nacional Ballet de Biarritz, que asumió como nombre el de Malandain Ballet Biarritz y que presenta 'Cenicienta' en Bogotá.

Precisamente, con este montaje fue elegido como el mejor coreógrafo en los Premios Taglioni de Berlín, uno de los galardones más importantes de ballet en Europa.

Según el jurado, la Cenicienta de Malandain, que se verá en el Teatro Mayor de Bogotá, se destaca por su “arte narrativo complejo, la sutileza de su humor, su estilo refrescante dotado de reflexiones psicológicas brillantes y llenas de sorpresas, al tiempo que mantiene un nivel técnico superior”.

Para el coreógrafo, que habló con EL TIEMPO, “al ser una pieza de repertorio y un ballet del siglo XVII, fue importante darle una visión personal para que se destacara”, aunque aclara que la pieza respeta la dramaturgia y la partitura del director ruso Serguei Prokofiev, que la compuso en 1944.

“Hace varios años (1988), ya había coreografiado una Cenicienta, de Jules Massenet, pero en esa versión, ella está rodeada de varios elfos. En esta propuesta hay dos partes, el hada que es lo fantasioso y otra que es más real en la que Cenicienta está con su madrastra y hermanas”, explicó Mandalain.

“En general, el estilo de Mandalain parte de la danza clásica pero le aporta una mirada contemporánea. Sin embargo, en Cenicienta hay partes más clásicas que contemporáneas”, agrega Ione Aguirre, bailarina de origen venezolano que hace parte del Ballet.

Esta versión tiene dosis de humor y los personajes de la madrastra de Cenicienta y las hermanas malvadas son interpretadas por hombres, pero, como ha dicho la crítica europea, no es burlesca.

“Es tradición que haya pasajes cómicos porque la madrastra y las dos hermanas son de por sí ridículas, pero son solo algunos fragmentos”, dice Malandain.

Justamente la escenografía, donde se ven solo unos elegantes tacones suspendidos, le da sobriedad y sirve de trasfondo a una historia cargada de tensión, tristeza y, finalmente, de amor.

“No hay colores en esta Cenicienta que transcurre durante hora y media en una escenografía rica únicamente en algunos matices de gris. La danza estructura, cuenta, encandila”, escribió Le Figaro, sobre la obra, que llamó una “pieza maravillosamente ingeniosa y cautivadora”.

Mandalain prepara también la creación de La Bella y la Bestia en asocio con el Teatro Mayor. “Comenzamos la creación en julio próximo, la presentaremos en el Palacio de Versalles y posteriormente en Colombia”, anunció.

 

FUNCIONES:

13 de junio, 8 p. m. Teatro Mayor. Calle 170 n.° 67-51. Tel.: 404-2463. Boletas desde 35.000 hasta 170.000 pesos. La función del 12 de junio se podrá ver por ‘streaming’ en la página www.teatromayor.org/teatro-digital

 

CATALINA OQUENDO B.
Cultura y Entretenimiento