Archivo

Por frágil salud, opositor Daniel Ceballos levantó su huelga de hambre

Dolores en riñones hicieron que abandonara esa medida de presión. Fue trasladado a cárcel del Sebin.

notitle
11 de junio 2015 , 03:16 p.m.

El depuesto alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, decidió este jueves levantar la huelga de hambre que sostenía hace 20 días, según confirmó su esposa Patricia Gutiérrez.

“Recibí una llamada de mi esposo”, trinó la actual alcaldesa. “Me dijo que decidió parar la huelga de hambre y ya le colocaron suero vía intravenosa”.

“Daniel dijo que publicara una carta que envió ayer (jueves) con el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor (Diego) Padrón y que le llevara una sopa para comer conmigo al llegar a verlo en San Juan (de Los Morros, en el llanero estado Guárico donde se encuentra la cárcel)”, fue otro de los trinos.

Sin embargo, para el cierre de esta edición el defensor del pueblo, Tarek Saab, confirmaba a la prensa local que Ceballos sería trasladado a Caracas, a la sede del Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebin).

Su abogado, Juan Carlos Gutiérrez, confirmó a EL TIEMPO hace dos días que el estado de salud de Ceballos era especialmente delicado no solo por el ayuno –que mantuvo solo con agua– sino por la celda donde estaba recluido, expuesto a altas temperaturas y sobre una colchoneta en el piso, constantemente mojada por una filtración. Gutiérrez destacó que tenía fuertes dolores en los riñones y se le dormían los dedos de las manos.

La Fiscalía venezolana aseguró ayer que había trasladado a Ceballos a una celda cerca de la enfermería de la prisión guariquense ‘26 de julio’, a la que fue llevado sin aviso previo ni presencia de abogados justo el día que inició la huelga de hambre. También señaló que se le habían practicado exámenes médicos el viernes pasado y que su salud “no presentaba ninguna irregularidad”.

El levantamiento de la huelga coincide con el llamado a terminar esa protesta que le hicieron la secretaría general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, temerosos de que los efectos que el prolongado ayuno pusieran en mayor riesgo su vida. El llamado es extensivo al líder opositor Leopoldo López, quien también mantiene la protesta ya por 18 días sin dar aún señales de ceder.

Pero el fin de la huelga de hambre de Ceballos no afloja la tensión sobre el Gobierno venezolano, pues al menos cinco dirigentes del partido Voluntad Popular (VP, partido al que pertenecen Ceballos y López) iniciaron ayer en la mañana una huelga de hambre a las afueras del Consejo Nacional Electoral, exigiendo el establecimiento de la fecha de las elecciones parlamentarias.

Aunque la protesta era pacífica, fue confrontada por simpatizantes del chavismo y por las autoridades policiales, que se llevaron detenido al concejal del municipio caraqueño de Sucre, Edmundo Rada, también miembro de VP.

En otros puntos del país al menos 65 personas –estudiantes universitarios en su mayoría– también se han sumado a la protesta en solidaridad con López y para reforzar la petición de fecha electoral, la observación internacional para ese proceso y la liberación de los presos políticos.

En Nueva York, frente a la sede de la ONU, también inició ayer una huelga de hambre Antonio Rivero, dirigente del partido de López y acusado en Venezuela por denunciar la presencia de militares cubanos infiltrados en la Fuerza Armada venezolana.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro se mostró proclive a permitir la observación internacional de las parlamentarias “pero sin injerencia”.

Desmond Tutu critica a Maduro

El arzobispo sudafricano Desmond Tutu se refirió a la detención de Daniel Ceballos y Leopoldo López en un comunicado, en el que dijo que “ellos están pagando un precio muy alto en su búsqueda incesante de justicia”. Tutu pidió al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro que “permita el acceso a la Cruz Roja, a sus médicos personales y a su familia a visitarlos”, y criticó a Maduro por continuar con la “represión”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas