Archivo

Obra de teatro sobre la realidad de Buenaventura

La puesta en escena fue creada por 30 bonaverenses, algunos de ellos víctimas del conflicto armado.

notitle
10 de junio 2015 , 04:20 p.m.

Hace una semana, cuando 'Tocando la marea' se presentó en Buenaventura, la ciudad estaba a oscuras por la voladura de una torre de energía.

Esta obra de teatro, creada por 30 bonaverenses, algunos de ellos víctimas del conflicto armado, con el acompañamiento del Centro Nacional de Memoria Histórica, demostraba así que habla, precisamente, de una realidad que está viva en el puerto: “la proliferación de los grupos armados ilegales y su disputa por el control del puerto”, así como de las ‘casas de pique’, entre otros casos.

A pesar de la situación, se presentaron con éxito y ahora, después de Cali, lo harán este jueves en Bogotá.

'Tocando la marea' es un proceso que comenzó hace un año y está ligado al informe ‘Buenaventura, un puerto sin comunidad’, publicado por el Centro Nacional de Memoria Histórica, que se hizo con la idea de acercar el texto a la comunidad a través del arte. Sin embargo, no se trata de una traducción literal del informe, sino de una interpretación poética y alimentada con los testimonios de la comunidad.

“La dramaturgia se construyó a través de los relatos de historias de vida, junto con los testimonios que iban apareciendo al analizar y leer el informe. En conjunto, buscamos imágenes teatrales sobre cómo se tejió el territorio y la relación con el agua, o cómo se dio la privatización del puerto, por ejemplo”, contó Juana Salgado, actriz y bailarina que coordinó el proceso de creación.

Así se montó una obra en la que no hay personajes, sino que cada una de las 30 personas que está en el escenario representa papeles que sirven para relatar lo vivido. Y cuenta con la narración de Florencia Arrechea, una mujer de 80 años que sirve de hilo conductor y le dio el nombre a la obra.

Pero también aprovecha la corporalidad de los habitantes del Pacífico colombiano, tan ligados a la música y el baile, para construir una especie de coreografía.

“La puesta en escena tiene que ver con que su cultura se sostiene desde la oralitura y de lo corporal”, agrega Salgado.

Por eso se necesitaron solo unas tablas, como escenografía, y un grupo musical en vivo para el montaje escénico.
Todos los participantes de Tocando la marea son actores naturales con edades que oscilan entre 12 y 80 años, quienes no tenían experiencia previa en teatro, pero tras el proceso se organizaron como un semillero de artes escénicas.

¿Dónde y cuándo?

‘Tocando la marea’ se presenta en la Corporación Colombiana de Teatro. Calle 12 n°. 2–65. Este jueves, 7 p. m. Entrada libre hasta completar el aforo.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO