Archivo

Argentina se blinda para preparar su debut frente a Paraguay

El partido del grupo B será el sábado 13 de junio, a las 4:30 p. m., de Colombia.

notitle
10 de junio 2015 , 09:41 a.m.

La selección argentina del astro del Barcelona Lionel Messi se ejercitará este miércoles en La Serena (noreste de Chile) a puerta cerrada para preparar su debut en Copa América este sábado frente a Paraguay, que también optó por el hermetismo.

Messi, que llegó el martes a La Serena junto a Javier Mascherano después de levantar la Liga de Campeones el pasado sábado en Berlín, estará lejos de los teleobjetivos debido a la sesión 'blindada' a los medios que diseñó el seleccionador Gerardo 'Tata' Martino.

El '10' de la albiceleste, sin embargo, sí que se mostró el martes frente a las cámaras, a pesar del viaje de catorce horas con una escala en Santiago de Chile que lo llevó de Barcelona hasta La Serena.

Primero, en una expectante práctica celebrada en los campos de la Fábrica de muebles La Alpina, el centro de entrenamiento que escogió el combinado suramericano próximo a la costera La Serena.

Y después, en una multitudinaria rueda de prensa que concedió en el complejo hotelero en el que están alojados los argentinos. Recién consagrado campeón europeo, título que se une a la Liga española y a la Copa del Rey, Messi reconoció que sería "un sueño" levantar la Copa América y romper así su sequía de títulos con la selección absoluta de Argentina.

"Es un sueño conseguir un título con la selección Argentina (...) Este grupo se merece poder conseguir algo. Después del Mundial nos quedamos muy mal", aseguró la estrella argentina, en alusión a la derrota en la final en el estadio Maracaná por 1-0 ante Alemania. Despejó, de paso, algunos rumores sobre la relación con colegas como Carlos Tevez, quien regresó a la selección después de una larga ausencia.

"Me llevo muy bien con él, al igual que con todos mis compañeros. Nunca tuve ningún problema con Carlitos", aclaró el delantero zurdo. Frente al músculo de Paraguay, Martino, técnico natural de Rosario, como Messi, elaborará un plan para desactivar el previsible esquema defensivo del rival, dirigido por el argentino Ramón Díaz.

Previsiblemente, el 4-3-3 del extécnico del Barça reeditará la fórmula que ha probado el español Luis Enrique con éxito: poner a Messi en el costado derecho, desde donde, aparte de sus temibles diagonales, pueda probar su excelente capacidad de pase, con balones cruzados a la espalda de la defensa Paraguay. A tres días del debut argentino, tampoco habrá espacio para una rueda de prensa con los mediáticos jugadores de la Albiceleste, que comparte el grupo B con Uruguay (día 16) y Jamaica (20).

El mismo hermetismo practicará Paraguay, cuyo esquema táctico buscará achicar espacios al poderoso ataque argentino con un posible 4-2-3-1. Los jugadores dirigidos por Ramón Díaz practicarán a puerta cerrada y ninguno de sus jugadores hablará este miércoles a la prensa.

En plena reconstrucción generacional, los paraguayos apelan a la experiencia de algunos de sus integrantes, como el incombustible ariete Roque Santa Cruz, y a su poder en el juego aéreo.

No obstante, Lionel Messi avisó que su estado de forma no es el mismo que el del pasado año: "A esta Copa América llego mejor que al Mundial".

EFE