Archivo

Hayan y hubieron / Fernando Ávila

El verbo haber hace que solo se conjugue en plural cuando es auxiliar de otro verbo.

09 de junio 2015 , 04:46 p.m.

Cita: “Aguas de Bogotá asegura que las puede utilizar para puntos críticos donde hayan residuos voluminosos”.

Comentario: El régimen especial del verbo haber hace que solo se conjugue en plural cuando es auxiliar de otro verbo, “cuando hayan llegado”, “si hubieran venido”, “habrían entrado”, “habrán delegado”, “han terminado”.

Cuando no es auxiliar, sino que se usa con el sentido de ‘existir’, el verbo haber siempre va en singular, “había un problema” y “había muchos problemas” (no “habían”), “donde haya un residuo” y “donde haya residuos” (no “donde hayan”).

Esta norma se extiende a las frases en las que el verbo haber tiene otro verbo como auxiliar, “suele haber un policía” y “suele haber diez policías” (no “suelen haber”), “tiene que haber una solución” y “tiene que haber soluciones” (no “tienen que haber”).

En esa línea, es bueno aclarar también que habemos no existe, “habemos cuatro”, pues la inflexión verbal correcta es hemos, “hemos dicho”, “hemos triunfado”. Sin embargo, la corrección de “habemos cuatro” no es “hemos cuatro”, pues, como queda dicho, las formas plurales de este verbo solo se usan como auxiliares de otros verbos. Así las cosas, lo más indicado es decir “hay cuatro”, y si el hablante precisa incluirse tendrá que cambiar de verbo, “estamos cuatro”, “llegamos cuatro”, “quedamos cuatro”..., según corresponda. Lo que gritan en Roma, cuando sale humo blanco de la Capilla Sixtina es “Habemus papam!”, en latín; no “habemos”.

En cambio, sí existe hubieron, contra todo lo que han dicho profesores y correctores, solo que en nuestro país y en nuestra época no se usa. El ejemplo que da la Academia es: “Apenas hubieron traspasado el umbral, la puerta se cerró de golpe”, que hoy se diría “Apenas traspasaron el umbral, la puerta se cerró de golpe”. Lo que a todas luces está fuera de lugar es “hubieron muchos pacientes”, “hubieron tres ganadores”…

En cuanto a haiga, inflexión burda o rupestre para frases como “cuando haiga tiempo”, es claro que se trata de una errónea deformación de haya, “cuando haya tiempo”, pero una curiosidad de la lengua es que el sustantivo haiga sí existe y figura muy orondo en el Diccionario de la lengua española, 2014, para diversión de tomapelistas. Se trata de una forma coloquial e irónica usada hace años en España para referirse a ‘un automóvil muy grande y ostentoso, normalmente de origen norteamericano’: “¡Mirad el haiga que se ha conseguido Paco!”.

Las locuciones “ha lugar” y “no ha lugar”, que dicen los jueces en las cortes gringas de las películas de Hollywood, se construyen con una inflexión del verbo haber, que es ese ha, equivalente a hay (‘hay lugar’).


FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria