Archivo

Los once proyectos que se pagarán con regalías

El departamento recibió cerca de 60.000 millones para ejecutarlas. Deberán comenzar este año.

notitle
08 de junio 2015 , 10:54 p.m.

Para la vigencia de 2015 –2016 se aprobaron recursos de regalías por 60.564 millones de pesos para 11 proyectos en educación, agricultura, transporte, medio ambiente y vivienda, en Cundinamarca.

A través de los fondos de desarrollo y compensación, el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (Ocad) de la región Centro Oriente (que incluye a Boyacá, Santander, Norte de Santander y Cundinamarca) asignó estos recursos del Sistema General de Regalías.

Se emplearán en movilidad para darles continuidad a las vías de Ubaque– Los Cerezos, la Troncal del Carbón (en Tausa) y el corredor San Cayetano-Cogua. Habrá recursos para estudiar la laguna de Fúquene, comprar vehículos de bomberos, apoyar actividades de cultivo del cacao y el caucho, el transporte y alimentación de colegios públicos, y viviendas de interés social rurales.

Los dineros, que se asignan cada dos años, resultaron inferiores en un 30 por ciento respecto a los recibidos para el periodo 2013– 2014, cuando se alcanzaron 75.000 millones por año. En total se destinaron 143.000, cifra superior a los 120.000 que se tienen hasta el 2016.

“Se explica por la caída del petróleo. Sin embargo, Cundinamarca sigue siendo un gran beneficiario con el modelo de redistribución de regalías”, explica Andrés Romero, secretario de Planeación departamental.

En la bolsa de proyectos presentada para la vigencia de este año y el próximo se contemplaban iniciativas como el tren de cercanías y la recuperación del río Bogotá en la Sabana Centro, y el Magdalena en la provincia del Tequendama, que no fueron incluidas.

Con recursos propios de la Gobernación se trabaja en los planes de manejo de la cuenca alta del río, y el Magdalena ya contó con 10.000 millones de regalías para su recuperación”, aclaró Romero.

Tampoco clasificó la construcción de centros de convenciones regionales, ni la ampliación de Corferias. Este proyecto fue rechazado por Planeación Nacional, porque sería administrado por privados.

Los recursos por regalías, que provienen de los aportes del sector minero- energético, son transferidos por la Agencia Nacional Minera al Departamento Nacional de Planeación. De ahí pasan para liquidación en el Ministerio de Hacienda.

Con recursos de regalías se está construyendo la cubierta para el Centro Agrotecnológico de Exposiciones y Comercialización de la región del Sumapaz, en el municipio de Fusagasugá, y el distrito de riego en Silvania, que beneficiará a 300 agricultores.

Plan para evitar riesgos por laguna de Fúquene

El desorden de planificación del sistema de lagunas de Fúquene ha puesto en peligro no solo este importante espejo de agua sino que ha aumentado el riesgo de inundaciones y seguías en los municipios de Fúquene, Carmen de Arupa, Lenguazaque, Cucunubá, Tausa y Susa.

Con recursos de regalías se estudiará la vulnerabilidad de este ecosistema, así como los estudios de gestiones del riesgo para estos municipios, que no cuentan con los recursos para contratarlos y, por ende, poder a actualizar sus planes de ordenamiento territorial.

Esto evitaría tragedias como la que ocurrió en Salgar (Antioquia) en mayo de este año, donde fallecieron más de 80 personas por una avalancha. La ejecución será por seis meses y tendrá un costo de $ 1.419 millones.

En el componente ambiental, también habrá recursos para la adquisición de vehículos para los cuerpos de bomberos de Agua de Dios, Anapoima, Chipaque, Caparrapí, El Rosal, Guatavita, Guayabal de Síquima, La Vega, La Palma, Medina, Ricaurte, San Bernardo, Tenjo, Tocaima y Utica. La compra y entrega de los carros se hará en cuatro meses. Hay recursos por $ 3.670 millones.

Según Iván Valenzuela, capitán del Cuerpo de Bomberos departamental, no hay los dineros suficientes para responder a tantos eventos naturales en la mayoría de municipios, especialmente en términos de equipamiento.

Inversión para caucheros y cacaoteros

En economía, dos son las actividades productivas que tendrán impulsos para el 2015 y 2016.

El sector del cacao recibirá 2.253 millones de pesos, 1.200 de los cuales provendrán del Fondo de Compensación Regional y el resto, de otras fuentes.

Con el proyecto se busca aumentar los ingresos económicos de 200 familias, con la implementación y sostenimiento de 200 hectáreas para este producto. También se contempla la asistencia técnica y jornadas de capacitación. Los recursos deberán ejecutarse en un año.

Para la vigencia 2013-2014 se destinaron $ 2.234 millones para este sector, de los que aún faltan por girar $ 330 millones, según el corte de cuentas a la ejecución de regalías, a diciembre de 2014.

En cuanto a la producción de caucho, que se ha venido disminuyendo –de acuerdo con informe de Planeación departamental– se van a invertir 2.158 millones de pesos para establecer 160 hectáreas nuevas de caucho natural, en asocio con los productos de plátano o banano, en seis municipios del departamento.

Estas se adaptarán en las fincas de 80 productores de áreas aptas para este cultivo. Ya en años anteriores, a este sector le destinaron 3.765 millones, pero aún faltan por desembolsar 1.580.

En los dos últimos años se ha invertido 6.778 millones de pesos en los renglones panelero, cafetero y hortífruticola.

Impulsan tres proyectos en educación

El sector de educación es el que más dinero recibirá por regalías, con una cuantía de 26.474 millones de pesos para ejecutar este año.

Tres fueron los renglones que presentó la Gobernación para conseguir los recursos.

El primero se enmarca en el cumplimiento del Plan de Desarrollo trazado como meta conseguir 52.000 equipos de cómputo para los niños de grado sexto, de las instituciones educativas oficiales. Hasta ahora, en tres años y medio de la administración de Álvaro Cruz, solo se ha logrado la mitad de esta meta, con la entrega de 10.029 portátiles y 20.370 tabletas digitales.

La inversión será por 18.000 millones de pesos.

El segundo frente será encarar las dificultades de las familias más apartadas geográficamente para que sus hijos tengan acceso a la educación, especialmente en los niveles de secundaria y media. Se planea la compra de vehículos 4 x 4 para el transporte de los estudiantes. Se cuenta con 6.373 millones de pesos.

Por último, también se reforzará la alimentación escolar en 82 municipios no certificados del departamento. De los 235.665 estudiantes de Cundinamarca, solo 166.131 reciben un complemento alimentario. La meta es beneficiar a 17.465 estudiantes para evitar la deserción del colegio. Hay $ 2.100 millones para esta tarea.

Aportes para vivienda social en áreas rurales

En el departamento hay un déficit de 110.842 viviendas de interés social. Además, según estadísticas del Sisbén, hay 371.483 personas sin acceso al servicio de acueducto y saneamiento básico, la mayoría de ellas (359.434) en las zonas rurales.

En este contexto, Planeación departamental postuló una iniciativa de viviendas nuevas rurales que tendrá una inversión de 7.588 millones de pesos. Cerca de 5.500 provienen del Fondo de Desarrollo Regional; 1.284, de la bolsa de Compensación y 748 millones, de otras fuentes.

La meta del proyecto es construir 322 viviendas nuevas en sectores rurales de 15 municipios. Cada una de estas construcciones contará con 44,94 metros cuadrados, tendrá dos habitaciones, una cocina, un baño, un salón social y un pozo séptico prefabricado.

La intención es que se puedan edificar en 6 meses y beneficien a 1.600 personas de escasos recursos.

Para construcción de VIS, en la vigencia de 2013– 2014 se destinaron 13. 264 millones de pesos, de los que, según el corte de cuentas a diciembre del 2014, todavía faltaban por girar 7.708 millones. En comparación con esa vigencia, esta tendrá 5.676 millones menos en ese renglón.

Troncal del Carbón consiguió financiación

La Troncal del Carbón, por la que transitan los vehículos que llevan el mineral desde las minas hacia los centros de acopio, con fines de exportación, solo tiene tres kilómetros pavimentados de su extensión –43 km–, a la altura de Lenguazaque.

Las curvas muy cerradas y secciones transversales angostas no solo afectan la productividad, sino que aumentan la accidentalidad en la zona.

Con cerca de 6.000 millones de pesos se pavimentará esta troncal, desde el sector de Tierra Negra en el municipio de Tausa.

La obra estará a cargo del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca y tendrá un año para su ejecución.

Otra de las vías que tendrá mejoramiento es la que conecta a San Cayetano con Cogua.

En temporada de invierno es casi imposible para los turistas transitar el corredor, que está en deplorable estado. Se invertirán 3.000 millones de pesos y se espera beneficiar a 26.427 personas que transitan por allí.

La proyección es mejorar 69 kilómetros en nueve meses.

La tercera vía que tendrá intervención es la conexión Ubaque– Los Cerezos–Chipaque, que tiene una longitud de 22 kilómetros pero solo 20 por ciento está con pavimento en cercanías a Chipaque.

Se han calculado incrementos en los tiempos de viaje de un municipio a otro y también en los costos de operación vehicular. En los 18 kilómetros que se intervendrán se gastarán 8.000 millones de pesos. Esta vía es importante porque se convertirá en una alternativa para la salida al Llano.

EL TIEMPO