Archivo

Lo que vendrá después de la reforma de equilibrio de poderes

Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, explica los alcances de la enmienda que será aprobada.

notitle
06 de junio 2015 , 09:02 p.m.

Esta semana será aprobada de manera definitiva la enmienda constitucional que busca el equilibrio entre los poderes públicos del Estado.

Esta reforma de la Constitución será recordada por tres logros: eliminar la reelección presidencial y en todos los demás cargos (salvo en los cuerpos colegiados), acabar el Consejo de la Judicatura y poner fin a la Comisión de Acusación de la Cámara que, para muchos estudiosos, ha sido fuente de impunidad.

La reforma Santos-Cristo a la Constitución tendrá consecuencias inmediatas. Pero, mucho más, cuando se hagan los desarrollos legales que ya prepara el mismo Gobierno.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, le explicó a EL TIEMPO lo que viene en cada uno de esos tres temas sustanciales abordados por la reforma.

No más reelecciones

¿Qué viene con la eliminación de la reelección?

Se acaban las figuras todopoderosas y providenciales. No volverán a existir periodos de 8 años, no solamente para la Presidencia de la República, sino para la Procuraduría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo y la Registraduría Nacional del Estado Civil, que prácticamente se volvieron funcionarios de ocho años, por lo cual se concentraba el poder del Estado colombiano en muy pocas manos y durante mucho tiempo. Eso no era sano ni conveniente para la democracia, ni para nuestro sistema político.

¿Se necesita algo más para que la no reelección se aplique?

El desmonte de la reelección en todos los altos funcionarios del Estado no requiere ninguna nueva norma, no requiere ningún desarrollo. A partir de la vigencia de la reforma no habrá ninguna reelección.

Se acaba la Judicatura

¿Qué significa eliminar la Judicatura?

Viene una transformación profunda en la Rama Judicial en la que cada quien hará lo suyo: los magistrados a fallar, que fue para lo cual fueron formados, y unos expertos en administración gerenciando la justicia.

Dos meses después de aprobada la reforma se tendrá que conformar el Consejo de Gobierno Judicial con los tres presidentes de las cortes, un delegado de magistrados y jueces, otro delegado de empleados de la rama, y tres expertos.

Ese Consejo de Gobierno tendrá que escoger dos meses después el gerente de la Rama Judicial. En el momento en que se designe el gerente, es decir cuatro meses después de aprobada la reforma, dejará de existir formalmente el Consejo Superior de la Judicatura. Y la Comisión Disciplinaria se dedicará solo a disciplinar.

¿Qué hará la nueva Comisión de Aforados?

La Comisión de Aforados asumirá todos los procesos y los expedientes que lleva la Comisión de Acusaciones de la Cámara en los casos de los magistrados de las altas cortes y el Fiscal General.

Para el Presidente y los miembros de la propia Comisión de Aforados permanece por el momento la competencia de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes mientras la ley crea un nuevo mecanismo para el juzgamiento de estos, dentro de un año. El Vicepresidente sería investigado por un fiscal delegado ante la Corte y juzgado por la Corte Suprema de Justicia.

Los demás funcionarios aforados que cumplen funciones jurisdiccionales estarán bajo el ámbito de la Comisión de Aforados, que los investigará y los acusaría penalmente ante la Corte Suprema, y disciplinariamente por mala conducta ante la Cámara y luego ante el Senado, en primera y segunda instancia.

EL TIEMPO