Archivo

'Sí atendimos bien a Rosa Elvira Cely', asegura Hospital Santa Clara

Supersalud sancionó a ese centro asistencial por aparente mala atención a la mujer tras agresión.

notitle
04 de junio 2015 , 08:38 p.m.

El Hospital Santa Clara de Bogotá apeló el fallo de la Superintendencia Nacional de Salud, que le impuso una multa tras considerar que hubo fallas en la atención que se prestó a Rosa Elvira Cely, la mujer que murió tras ser atacada, golpeada, violada y empalada por Javier Velasco Valenzuela en el parque Nacional, el 24 de mayo del 2012.

En un comunicado el centro asistencial dijo que respeta la decisión de la Superintendencia, pero no la comparte y es por ello que interpuso los recursos de ley que proceden contra la resolución.

Según el Santa Clara, la Secretaría de Salud realizó una investigación administrativa contra la entidad por los hechos, y concluyó que la atención prestada a Cely, quien falleció días después como consecuencia de sus heridas, se ajustó a los principios que orientan el Sistema General de Seguridad Social en Salud.

“La atención se brindó con calidad, es decir, dentro de los parámetros de accesibilidad, oportunidad, pertinencia, racionalidad técnico-científica y seguridad; por ello no se formuló cargo alguno en su contra, encontrando que la paciente tenía mal pronóstico vital, por lo que finalmente fallece a pesar de todos los esfuerzos institucionales y profesionales realizados para salvar su vida”, dice.

La Supersalud impuso una multa de 300 salarios mínimos legales mensuales vigentes porque, según la investigación, a pesar de la gravedad del estado de salud de Cely, fue clasificada como “triage 2” al ingresar al hospital (triage 1 corresponde a los casos valorados como de mayor complejidad, y 3 a los de menor gravedad) y enviada al pasillo uno de observación.

Otra de las fallas que señala la Supersalud es que los exámenes y procedimientos recomendados para una presunta víctima de violencia sexual no fueron practicados de forma oportuna.

La Superintendencia identificó en los registros médicos que “solo hasta que Cely presentó un paro cardiorrespiratorio, y fue remitida a reanimación, los médicos detectaron la gravedad de su estado”. Incluso el examen sexológico, ordenado debido a la violación de la cual fue víctima, se realizó en la sala de reanimación.
En conclusión, la entidad asegura que, de haberse practicado todos los procedimientos recomendados de manera expedita conforme a los protocolos, se hubiera podido incidir en una disminución del riesgo y mitigación de los efectos de la agresión de la víctima.

El violador y asesino de Rosa Elvira Cely fue condenado a 48 años de cárcel.

BOGOTÁ