Archivo

¿La gente se tomó la justicia por sus manos?

Videos publicados en redes sociales muestran a turbas atacando sin piedad a presuntos delincuentes.

notitle
04 de junio 2015 , 07:22 p.m.

En las últimas semanas, abundan en las redes sociales los videos de intentos de linchamientos a presuntos ladrones en diferentes ciudades de Colombia, donde turbas de personas neutralizan al supuesto delincuente para ajusticiarlo por su cuenta. 

Uno de los casos más recientes es el que se grabó, hace cinco días, en el municipio de Soledad (Atlántico), municipio del área metropolitana de Barranquilla, del que sería el intento de linchamiento a un presunto ladrón. En primer plano puede verse al sujeto que, en medio de quejidos, trata de cubrirse de la senda paliza que le está dando la comunidad que lo habría cogido en flagrancia cuando hacía sus fechorías. 

“Dame el bolillo ese para pegárselo en la cabeza”, le pide una de las personas al policía que acudió a la escena. “Hay que grabarlo para que no se meta más para acá”, grita otro desde lejos.

Escenas como esta se han reproducido por decenas en las redes sociales donde, incluso, se han creado páginas por ciudades para denunciar los robos y exponer cómo se ajusticia a los presuntos delincuentes.

Hugo Acero, experto en temas de seguridad, afirma que la gente asume este tipo de actitudes “porque ya está cansada, porque las autoridades no están haciendo su trabajo”.

Agrega que “cualquier ciudadano, frente a un hecho en flagrancia de algún delito, puede detener al delincuente”. Sin embargo, asegura que lo que deben hacer las personas, inmediatamente después de aprehenderlo “es ponerlo a disposición de las autoridades competentes como la Policía y la Fiscalía”.

Otro caso es el publicado en la página ‘Denuncias Ciudadanas Medellín’ cerca de las seis de la tarde del martes pasado. En el video aparece un hombre sentado en la acera de una calle, esposado, mientras la gente que está a su alrededor lo insulta; el hombre, según la descripción del video, habría estado robando cerca de la Universidad de Antioquia. Un usuario, después de ver el video, expresa su opinión comentando: “No veo sangre….. q pasa ps mi gente…. ya debe andar en la casa tomando pola (sic)”, el comentario no tarda en tener 24 ‘me gusta’.

Según Acero, “cuando se dan estos casos de violencia por mano propia, la víctima, si es la que agrede, pasa a ser victimario”. Además agrega que “ni las autoridades ni los ciudadanos pueden golpear a otro ciudadano, así la otra persona haya cometido un delito, porque esa persona tiene derechos como todos los demás.”

“Ojala nos uniéramos todos cuando esto pasa para darles una lección a estas ratas (sic)”, comenta uno de los usuarios a uno de los primeros videos publicados en la página ‘Denuncias Ciudadanas Bogotá’.

El problema de asumir la justicia por las propias manos está, según Leonardo Díaz, psicólogo de la Pontificia Universidad Javeriana, en que “no es moralmente aceptable porque para eso las comunidades humanas hemos delegado, en las leyes, la aplicación de la justicia”.

“Lo único que se logra con este tipo de actitudes (los linchamientos) es que el delincuente se cohíba, pero, una vez superado ese miedo, puede volver a incurrir en el delito”, concluye Díaz.

Esto significa que aunque el individuo se golpee de manera brutal, como se aprecia en los videos, su comportamiento no va a cambiar.

Por otro lado, llama también la atención no solo el hecho de los linchamientos a los presuntos delincuentes, sino además que los ciudadanos se detengan a grabar con sus celulares la situación. 

Julieta Padrón, gerente general de Estrategia Interactiva, agencia especializada en marketing y redes sociales, explica que “la gente publica este tipo de contenido para obtener atención y para redireccionar tráfico a sus páginas web”.

En su análisis,  Padrón indica que “mucha gente considera, no sé si erróneamente, que no importa la temática ni el origen del material, solo les interesa que lleguen a su página. Sin embargo, no sé qué tan ético sea esto”.