Archivo

Amigo de joven en estado de coma confirma que este sí consumió cocaína

Angelo Conti dio su versión de los hechos en los que terminó en UCI José Ricardo Soto López.

notitle
04 de junio 2015 , 05:55 p.m.

Angelo Conti, amigo de José Ricardo Soto López, el joven que desde el pasado 23 de mayo se encuentra en estado de coma en una clínica de Barranquilla, rompió su silencio y confirmó que este le admitió que llevaba dos días consumiendo cocaína, preocupado porque su familia estaba detrás de un plan para ingresarlo a un centro de rehabilitación.

Según el relato que Conti entregó a la emisora Blue Radio, Soto López pasó a recogerlo a las 10 de la mañana de ese sábado y una vez se encontraron decidió sentarse en el puesto del copiloto, pues le dijo que llevaba varios días sin dormir.

“Comencé a conducir y al instante Jose (Soto López) sacó una bolsa y consumió cocaína delante de mi. (...) Eso no lo vi extraño porque yo sabía que lo hacía”, refirió Conti.

Agregó que durante el recorrido en el vehículo su amigo le confesó que aunque se quería rehabilitar no estaba dispuesto a dejar tanto tiempo a su novia sola. Entonces se dirigieron a la casa de Andrés Felipe Zapata, otro amigo de ambos, quien también aparece en el video. Allí se bajaron varios minutos.

Fue entonces cuando, según Conti, Zapata les dijo a sus amigos que lo acompañaran a cobrar un dinero a Puerto Colombia, a lo que accedieron, pero en la camioneta gris que aparece en el video y que fue conducida por un chofer.

“Nos subimos los cuatro y en el recorrido Jose nos decía que le habían cambiado el teléfono celular y que lo estaban grabando. No le dijimos nada, porque sabíamos en lo que estaba. Ya en Puerto nos pidió que paráramos para que pudiera orinar y fue cuando se nos perdió”, agregó Conti.

Luego, refirió que Jose Ricardo Soto López fue visto por sus amigos cuando viajaba en una moto entre dos agentes de Policía que lo llevaron al hospital del municipio.

Aseguró que después de identificarse ante los policías y explicarles la situación, esperaron a que el joven se calmara y toman la decisión de subirlo a la camioneta para llevarlo a Barranquilla. 

“Adentro del vehículo empieza a gritar y moverse para todos lados de manera muy fuerte, me hala  la camisa y golpea.   Regresar al centro de salud y lo sacamos mientras él se resistía. Ya en la sala de espera, él cae al piso y dura un largo tiempo sin que el personal médico haga nada, yo no sé qué hacer porque quedé paralizado. Cuando ya veo que no pasa nada, con la ayuda de una persona que estaba en el sitio lo tomamos por los brazos y lo llevamos a una camilla”, reiteró.

Aclaró Conti que su amigo pensaba que con su familia se habían unido para ingresarlo al centro de rehabilitación y que pedía que no le hicieran nada, que tenía plata y era una persona de bien. Una vez lo atendieron habría sido canalizado con un suero amarillo.

"Un médico nos dijo que teníamos que esperar a que se le pasara lo que tenía. Lo que hice fue llamar a la novia porque me daba temor avisarle a la mamá, pues no sabía cómo iba a reaccionar", sostuvo Conti.  

El joven dio a conocer que solo cuatro horas después lo trasladaron a Barranquilla.

BARRANQUILLA