Archivo

'Hace 15 años me mataron; ayer sufrí lo mismo': Jineth Bedoya

La Fiscalía dejó en libertad a alias JJ, el 'expara' implicado en su secuestro y violación.

notitle
04 de junio 2015 , 07:08 a.m.

La periodista Jineth Bedoya, subeditora de EL TIEMPO, dijo este jueves que no entiende cómo, luego de la batalla que ha emprendido en Colombia y en el mundo, la Fiscalía deje en libertad a Alejandro Cárdenas, alias JJ, el exparamilitar implicado en su secuestro, tortura y violación.

"Quiero saber que todo lo que he emprendido en todos estos años sirve para algo. No puedo creer que teniendo todas las pruebas pase esto", aseguró en diálogo con 'La W Radio'. (Lea: Los 'pecados' de la Fiscalía en el caso de Jineth Bedoya)

Bedoya dijo que tiene el alma destrozada y nunca va a olvidar la cara de quienes la torturaron y violaron. Además, dio las gracias a las miles de personas que le han manifestado su apoyo.

Agregó que la Fiscalía no ha actuado correctamente en el caso y que hay muchas irregularidades. "De la Fiscalía no he recibido respuestas claras. Nunca nos justificaron sobre la retractación de ese señor (alias JJ). Él decide retractarse luego de un dinero que le dio alias don Mario", dijo.

Alias JJ, afirmó Bedoya, contó ante una audiencia de Justicia y Paz cómo se había planeado su secuestro y asesinato y cuestiona: "No puedo creer que pese más un 'yo no he estado en Bogotá' que las otras pruebas".

La periodista ─quien lidera la campaña 'No es hora de callar'─ aseguró que es claro que a un sector no le interesa que el caso salga adelante. "Hay generales, empresarios y gente del Inpec involucrada", afirmó, y por ello, pidió continuar las investigaciones y no dejar este caso en la impunidad.

Bedoya agregó que no va a dejar de dar la batalla. "Puede que mi caso quede en la impunidad, pero no va a pasar lo mismo con otros. ¿Qué más quiere la Fiscalía? ¿Qué quiere la Fiscalía de las mujeres?", puntualizó.

Por último, la periodista sostuvo: "No sé si esta guerra la voy a ganar, porque la Fiscalía me ha revictimizado una y otra vez, pero la batalla sigue".

ELTIEMPO.COM