Archivo

En 'El río de los muertos' la violencia se canta con poemas

En el Teatro Municipal de Cali será el estreno de esta obra que se realizará en forma de oratorio.

02 de junio 2015 , 07:35 p.m.

Esas tragedias de la historia reciente que han corrido por los ríos del país como cuerpos de N.N. o desplazados, que buscan la nada, tras las oleadas de violencia que han sacudido regiones como Trujillo, Puerto Berrío, Vigía del Fuerte o El Salado, fueron la inspiración de una obra que busca generar la reflexión de los asistentes.

Se trata del Oratorio 'El río de los muertos', una obra que no es una ilustración de esos momentos específicos sino de todo el ambiente de la desolación de la guerra, cuyo estreno será este jueves 4 de junio en el Teatro Municipal.

Su artífice, el docente de la Escuela de Música de la Universidad del Valle, Alberto Guzmán Naranjo, decidió utilizar una forma del barroco: el oratorio, que inició con un carácter religioso y ahora es más secular, y con efectos grandiosos como el Requiem de Guerra, cuando encargaron a Benjamin Britten la realización de una Misa de Difuntos para la reconsagración de la Catedral de Coventry en 1962, destruida en la Segunda Guerra Mundial.

Así entre cantos y poemas, se deleitará al auditorio del Municipal. En la presentación participarán la Orquesta Filarmónica de Cali, el Coro de Estudiantes de la Escuela de Música, que dirige la maestra Carolina Romero, la soprano Karolyn Rosero y el barítono Marcelo Gómez Gaviria. El narrador será Juan Manuel Triana.

“La orquesta será como el río una imagen del movimiento; el barítono la voz de los hombres y la soprano la voz de las mujeres de esa interminable tragedia. El narrador es la voz periodística que registra momentos captados por los medios de comunicación. El coro, como en el teatro griego, es un espectador que todo lo comenta y lo cuestiona”, explica el docente Guzmán.

El libreto del Oratorio fue escrito por Ana Mercedes Vivas, comunicadora social de la Universidad de la Sabana. En él se citan poemas de Matilde Espinosa, Antonio María Flórez y Emilia Ayarza, así como fragmentos de las crónicas de Alberto Salcedo Ramos.

Al componer El río de los muertos, Alberto Guzmán se decidió por el Oratorio, que le permite transmitir la sensación de desolación de los desplazamientos y las masacres, el drama humano.

La obra tiene tres partes: el Miedo, la Muerte y el Regreso y la Esperanza. En ella participarán 70 coristas y 30 instrumentistas de la Escuela de Música de la Facultad de Artes Integradas.

“La génesis de la obra es una idea que he sostenido alrededor de lo que debe ser la actitud del artista en el sentido de no estar alejado de la realidad que nos circunda. En el futuro la comunidad va a decir si vive la guerra o la paz, pero el artista debe simbolizar esa realidad para tratar de incidir en el corazón de las personas para que tengan un compromiso mayor con esa realidad”, dijo el docente.

La función es este jueves a las 7:00 p.m. La entrada es gratuita.

CALI