Archivo

Los cambios de Constitución

"Las constituciones no son documentos de usar y tirar cada pocas décadas".

02 de junio 2015 , 06:11 p.m.

Leí la columna en EL TIEMPO ‘La varita mágica’, de Santiago García Jaramillo (28-5-2015), y coincido plenamente con su planteamiento. Las constituciones no son documentos de usar y tirar cada pocas décadas; y, por lo general, las propuestas no de reforma parcial, sino de sustitución de los textos constitucionales, suelen ser expresión de fuerzas políticas que, más o menos conscientemente, rechazan no la Constitución, sino el sistema político en su conjunto.

Este es el mismo problema que tenemos ahora planteado en España, donde la sustitución de la Constitución de 1978 por otra se defiende solo por grupos y partidos antisistema, que, aunque teóricamente inspirados en la desdichada experiencia bolivariana, son, sencillamente, partidos de ideología marxista-leninista pura, cuyo único modelo teórico es el vergonzoso régimen de Corea del Norte (por más que ahora, y por motivaciones electoralistas, traten de fingirse solo socialdemócratas).

Sustituir una Constitución por otra, aun respetando los principios básicos del sistema democrático, no suele llevar a la solución de problema alguno. Si las instituciones no funcionan adecuadamente, lo que hay que hacer es reformarlas y dejarlas actuar libremente, por más que, en su ejecución, los preceptos constitucionales vayan cambiando de sentido. Una Constitución democrática es un activo invaluable de estabilidad, por más defectos que tenga. Y si alguna medida política indispensable es incompatible con la Constitución, refórmese esta en puntos concretos y manténgase el resto.

Juan Alfonso Santamaría Pastor
Madrid (España)

- - -

Las Farc contra el pueblo

Señor Director:

En ninguna mente sana cabe el razonamiento de los guerrilleros sinvergüenzas, quienes, se supone, luchan por mejorar las condiciones vitales de los pobres y, con cada acto de fuerza, cada atentado, cada felonía, agravan, sobre todo, la miseria de los más necesitados, como acaba de ocurrir en Buenaventura. Si pretenden incorporarse a la vida democrática, cómo demonios van a conseguir el favor ciudadano. Qué tristeza tanto dolor, tanta desesperanza causada por unos envejecidos y anacrónicos terroristas.

Humberto Muñoz, M. D.
Bogotá

* * * *

Señor Director:

¿Por qué no les preguntan a las Farc directamente en Cuba cuál es la razón que tienen para dejar a Buenaventura sin energía? No están afectando con esta acción directamente al Ejército, a la Policía o a las autoridades, están afectando a una población que también puede estar interesada en la paz; que no está participando directamente en ningún conflicto, sino que, por el contrario, quiere trabajar con tranquilidad. Pregúntenles directamente a ellos cuál es su utilidad con este proceder. Que nos informen.

Alberto Carrizosa
Bogotá

Que se acabe la Fifa

Señor Director:

EL TIEMPO de 2-6-2015 nos informa sobre una ‘Cancha de fútbol en Ciudad Bolívar’, construida por la Secretaría Distrital de Gobierno y el IDRD, que ha servido para alejar a los jóvenes de las drogas y los ha acercado al deporte. Conocida la danza de los millones en la Fifa, se hace recomendable la desaparición de este fatídico organismo, que se convirtió en un supraestado de Filibusteros Internacionales del Fútbol Asociados para delinquir. Es conveniente buscar los mecanismos para que los recursos generados por el fútbol los puedan orientar los Estados asociados para escuelas de deportes, como en Ciudad Bolívar; en La Guajira, donde los niños se están muriendo de hambre; en el Chocó biogeográfico... Para toda Colombia y para todo el mundo hubiese alcanzado el botín de estos filibusteros.

Fidel Vanegas Cantor

Desperdician el asfalto

Señor Director:

Sobre la intervención que está haciendo el IDU en la carrera 7.ª, en el proyecto de peatonalización, veo cómo están levantando el asfalto. Esto es malgastar nuestros recursos, pues el asfalto existente es la mejor subbase que puedo conseguir para colocar los adoquines peatonales; es una subbase que ya está consolidada, y es la mejor para instalar el nuevo acabado. Pero ahora tendremos que pagar hora de martillo de aire comprimido, m² de demolición, m³ de retiro de asfalto, m³ de retiro de subbase, m² de renivelación, m³ de suministro e instalación de recebo compactado al 95 % del proctor, ensayos de laboratorio. De otra parte, la obra durará el doble del tiempo. Esto es un detrimento patrimonial, gracias a la consabida ineptitud de la Administración.

Andrés Trujillo Mosquera
Arquitecto

___________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com,  @OpinionET