Archivo

Tras los pasos de los desaparecidos en la ciudad de Cali

Familiares de las víctimas de este flagelo clamaron por el regreso de sus seres queridos.

notitle
29 de mayo 2015 , 07:59 p.m.

¿Quién se los llevó? ¿Por qué se los llevaron? ¿Dónde están? ¿Dónde están nuestros hijos? ¿Dónde están nuestros indígenas? Fueron las preguntas que se formularon familiares de las cientos de víctimas de desaparición forzada en el país y en el Valle del Cauca. La Unidad de para la Atención y Reparación a las Víctimas dice que hay 45.000 desaparecidos en el territorio nacional.

Además de las preguntas esparcidas en la plazoleta frente a la Gobernación, junto a pares de zapatos estaban los nombres de algunos de sus dueños. Esta actividad tuvo el nombre de ‘Los pasos de los ausentes’.

Uno de ellos es Alfonso Preciado Tabares, de quien su familia no volvió a tener noticias desde el 9 de mayo de 2013. Ese día fue visto por última vez en el barrio El Triunfo, de Buenaventura, uno de los sectores más vulnerables y asediados por los violentos, y donde la Fuerza Pública se incrementó por orden del presidente Juan Manuel Santos.

En el acto, allegados y amigos de Érmilson Micolta, también desaparecido de Buenaventura, lo recordaron y clamaron por su regreso.

Aunque en el puerto del Pacífico, los homicidios han disminuido, la Fiscalía y la Policía Valle sostienen que en este 2015 no se han registrado nuevos desmembramientos y que el índice de crímenes ha venido bajando, pasando de 182 asesinatos en el 2013 a 147 en el año siguiente, es decir, una disminución del 19 por ciento, la Personería y la Iglesia siguen alarmadas por los desaparecidos.

El año pasado, en Buenaventura, se reportaron 44 casos y en el 2013, la cifra fue de 78.

Mientras tanto en Cali, las autoridades reciben reportes de dos personas que no regresaron a sus hogares. “Queremos conmemorar y dignificar la memoria de las personas que se encuentran desaparecidas y hacer exigencia al Estado colombiano de su búsqueda, porque las madres, padres y hermanas piden saber el paradero de sus familiares”, dijo Martha Giraldo, del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, Movice, en el Valle.

Y añadió: “Es necesario y por humanidad saber si estas personas están vivas o muertas”.

CALI