Archivo

Este Mundial Sub-20 busca a los nuevos Messi, Ronaldinho, Xavi y James

La historia revela que los 'mundialitos' permite conocer quiénes serán los futuros 'cracks'.

notitle
29 de mayo 2015 , 04:48 p.m.

El Mundial Sub-20 de Nueva Zelanda-2015, que se disputa del 30 de mayo al 20 de junio, será una nueva ocasión para descubrir las estrellas del mañana, como sucedió en anteriores ediciones con Diego Maradona, Marco Van Basten, Enzo Francescoli, Ronaldinho, Xavi Hernández, Leo Messi o James Rodríguez, cuando hicieron sus primeros pases de magia.

"Los Mundiales juveniles son una gran vidriera para que las futuras estrellas del fútbol mundial se muestren", afirmó el secretario general de la Fifa, Jerome Valcke. Sus palabras tienen refuerzo en el pasado. La primera edición tuvo lugar en Túnez en 1977 y a partir de allí nacieron cientos de astros que más tarde o temprano explotaron en la arena internacional profesional, protagonizando Copas del Mundo, Eurocopas, Copas América o los mejores torneos de clubes del planeta como la Copa Libertadores o la Champions League.

En la edición de Japón de 1979 se vieron las primeras genialidades de un tal Diego Maradona. "Ese equipo fue el mejor en el que jugué. Nunca me divertí tanto dentro de la cancha", recordó una vez Maradona, en referencia a la selección juvenil argentina que se coronó en tierra nipona y en la que su principal socio fue el goleador Ramón Díaz.

Messi, Balón de oro en el Mundial de Holanda

Otro de sus compatriotas dejó una huella profunda en otra edición. En Holanda-2005, Lionel Messi, ganador de cuatro Balones de Oro Fifa, deslumbró al planeta al conducir a los albicelestes al título, pero también se llevó el Balón de Oro al mejor jugador del torneo y la Bota de Oro como máximo artillero de un torneo que también disputó el colombiano Radamel Falcao García. Allí nadie dudó que nacía una superestrella que más tarde dio cátedra con el Barcelona.

Argentina tuvo otros grandes equipos como el que ganó el título en Malasia-1997, con jugadores como Pablo Aimar, Esteban Cambiasso y Juan Román Riquelme. En Argentina-2001 deslumbró el ‘conejito’ Javier Saviola, en un torneo en el que Brasil tenía a un Kaká que sucumbió en cuartos de final, mientras que en Canadá-2007 los focos recayeron sobre Sergio ‘Kun’ Agüero, quien se coronó bicampeón mundial Sub-20 con el añadido de la Bota y Balón de Oro en la ceremonia de premiación en tierra canadiense, para lograr la sexta corona mundial albiceleste.

De Nigeria-1999, España sacó al portero del Real Madrid Iker Casillas y al enganche del Barcelona Xavi Hernández, pilares en la conquista del título mundial de la Roja en Sudáfrica-2010, así como Andrés Iniesta, quien fue finalista del torneo juvenil de EAU-2003, pero cayó contra el Brasil de Dani Alves, hoy su compañero en Barcelona.

Brasil es otra de las potencias que ha fogueado a sus estrellitas en los Mundiales Sub-20. Por ejemplo, Bebeto y Dunga, campeones mundiales con su selección mayor en EE. UU.- 1994, celebraron el título Sub-20 en México-1983.

Europa en general también aprovechó en numerosas ocasiones los ‘Mundialitos’ para exhibir sus ‘cracks’: el volante croata Robert Prosinecki, mejor jugador de la edición que ganó Yugoslavia con los talentosos Zvonimir Boban, Predrag Mijatovic y Davor Suker en Chile-1987, el artillero holandés Marco Van Basten (Mexico-1983), el extremo portugués Luis Figo, campeón en 1991, o el fino delantero francés Thierry Henry, campeón mundial absoluto en Francia-1998.

Pogba, el último galardonado

Enzo Francescoli, una de las glorias de Uruguay, jugó este certamen en Australia-1981, pero la Celeste no logró pasar de cuartos de final. Tampoco pudieron darle un título Diego Forlán en 1999 ni Luis Suárez en 2007, entre otros cracs charrúas que vieron pista en el Mundial Sub-20.

Por Nigeria-1999 pasó el brasileño Ronaldinho, pero cayó en cuartos, eliminado por Uruguay, en un Mundial ganado por la España de Casillas y Xavi. En Colombia-2011, la afición local se deleitó con el actual astro del Real Madrid James Rodríguez, aunque el más decisivo fue el brasileño Oscar, hoy en el Chelsea, quien anotó un triplete para consagrar campeón a la Canarinha por quinta vez en su historial Sub-20.

"Ese torneo me cambió la vida como futbolista y me abrió las puertas de la selección mayor", recordó Oscar.

Turquía-2013, antecedente más cercano a Nueva Zelanda, coronó con el Balón de Oro a Paul Pogba, ídolo de la Juventus con apenas 22 años, del que aún se esperan más genialidades, como en la final de Champions entre la Juve y el Barcelona el próximo 6 de junio en Berlín.

AFP