Archivo

ONU urge proteger a periodistas en zonas de conflicto

Consejo de Seguridad instó a que se garantice un ejercicio libre de amenazas para los comunicadores.

notitle
27 de mayo 2015 , 07:37 p.m.

El Consejo de Seguridad de la ONU reconoció este miércoles explícitamente el papel clave de los periodistas en la defensa de civiles afectados por conflictos y urgió a reforzar su protección ante la “creciente amenaza” a la que se enfrentan.

En una resolución adoptada por unanimidad, el Consejo condenó todos los ataques a la prensa, exigió la liberación de los periodistas secuestrados y denunció la “impunidad” con que se cometen abusos contra los profesionales de la información.

El máximo órgano de decisión de la ONU recordó a los Estados que son responsables de llevar a los culpables de esos ataques ante la Justicia y a las partes en conflicto que están obligadas a proteger a todos los civiles, incluidos los periodistas y otros trabajadores de los medios.

“La labor de unos medios de comunicación libres, independientes e imparciales constituye una de las bases esenciales de una sociedad democrática y, por lo tanto, puede contribuir a la protección de los civiles”, señala el texto.

Se trata de la primera vez que el Consejo de Seguridad reconoce explícitamente el papel de los medios a la hora de defender a las víctimas de los conflictos. En ese sentido, países como España plantearon la posibilidad de que los abusos más graves contra los periodistas se puedan comenzar a perseguir como crímenes de guerra.

El secretario de Estado español para Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, destacó en favor de esa idea el papel clave de los periodistas en los conflictos armados, la especial amenaza a la que se enfrentan y el uso de los secuestros y ejecuciones como arma propagandística por parte de grupos terroristas.

También la embajadora estadounidense ante el organismo, Samantha Power, destacó la importancia de la defensa de la libre información y se refirió a Colombia (véase recuadro).

La resolución 2222 es la segunda que el Consejo dedica a la protección de los periodistas, después de la que aprobó en 2006, y busca reforzar la seguridad de los medios de comunicación en un momento cada vez más peligroso para ellos.

En los últimos años se ha visto “un preocupante aumento en el número de periodistas asesinados en conflictos”, tal y como señaló ayer el subsecretario general de la ONU, Jan Eliasson, que destacó que de las 593 muertes documentadas entre 2006 y 2013 casi la mitad se dieron en zonas de guerra. Según datos de Reporteros Sin Fronteras (RSF), el pasado año fueron asesinados 66 periodistas y, desde enero, otros 25, en países como Sudán del Sur, Irak,

Yemen, Ucrania y Siria. “Más allá de las tragedias humanas, estos son riesgos suplementarios para todos aquellos que sufren los horrores, a veces a puerta cerrada, sin testigos”, señaló el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

Para RSF, la aprobación de la resolución por parte del Consejo de Seguridad supone “un día histórico para la protección de los periodistas”, pero debe acompañarse de “acciones concretas”.

Jineth Bedoya, un ejemplo

La embajadora de EE. UU. ante la ONU, Samantha Power, destacó el caso de la periodista colombiana Jineth Bedoya, quien lidera la campaña No Es Hora de Callar, respaldada por EL TIEMPO, y quien logró que se instituyera el Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual, celebrado el 25 de mayo.

“Bedoya aún siente miedo, pero persevera guiada por el compromiso de contar historias que, de otra manera, no serían contadas, incluso la suya propia. Al hablar de su experiencia, ha hecho más visible el muy grave problema de la violencia sexual en el ya prolongado conflicto colombiano (...). Hay muy pocos testimonios vivientes del valor de la protección a periodistas como la historia de Bedoya. No debemos permitir que voces como la suya sean silenciadas”, aseguró Power.

 EFE Y REDACCIÓN INTERNACIONAL