Archivo

Farc y Gobierno intercambian gestos de paz

Las Farc ratificaron su voluntad de sacar adelante diálogos. No se enterrarán guerrilleros como NN.

notitle
25 de mayo 2015 , 09:47 p.m.

La voluntad de paz del Gobierno y las Farc fue nuevamente ratificada este lunes, a pesar de los malestares creados por los avatares de la guerra en Colombia, donde solo entre el jueves y el domingo murieron 36 guerrilleros en 2 bombardeos –en Cauca y Antioquia– y un policía (en Nariño).

Este lunes murieron otros cuatro insurgentes en un asalto en Chocó.

En Cuba, las Farc comenzaron el día anunciando que procederán “siempre con cabeza fría” y seguirán buscando un acuerdo de paz. “Para eso estamos en La Habana, para detener estas muertes y comprometernos a construir un país donde ninguna familia de compatriotas tenga que repetir el dolor de hechos como estos”, dijo ‘Pablo Catatumbo’.

Tras destacar los avances que han tenido las partes en otros temas de la mesa de negociación, el jefe guerrillero agregó: “No podemos echar por la borda los esfuerzos empeñados en ya casi tres años de conversaciones”.

Ya en Colombia, en la tarde, el presidente Juan Manuel Santos dijo que para avanzar en la humanización del conflicto, en adelante, siempre que lleguen a Medicina Legal cadáveres de guerrilleros, como es el caso de los 26 muertos en el Cauca (en Guapi), deben ser identificados para que puedan ser sepultados por sus familias.

“He dado la orden a Medicina Legal de identificar sus cadáveres y entregarlos a sus familias. No más guerrilleros enterrados como NN. El Estado garantizará a sus familias que puedan reclamar a sus seres queridos y darles un sepelio como corresponde. Y así será de aquí en adelante”, precisó Santos.

La decisión del Presidente es claramente un gesto de paz, pues en su pronunciamiento de este lunes las Farc le pidieron que los cuerpos de los guerrilleros muertos en los bombardeos fueran entregados a sus familiares para que recibieran un entierro digno. Sobre este punto, el grupo guerrillero pidió veeduría de los organismos humanitarios nacionales e internacionales.

Las Farc reconocieron que se dio un “paso atrás” en el desescalamiento del conflicto con los bombardeos en el Cauca y Antioquia y la posterior decisión de la guerrilla de suspender la tregua unilateral que habían declarado en diciembre, pero hablaron de que los diálogos “necesitan un fuerte impulso”.

Para esta guerrilla, la manera de hacerlo es “una tregua bilateral”, es decir, un cese del fuego indefinido del grupo armado y las Fuerzas Militares.

Sin embargo, la apuesta del Gobierno es por un cese del fuego definitivo y bilateral, que sea convierta realmente en el comienzo del fin del conflicto armado de más de 50 años con las Farc.

Habrá cátedra de paz

Por otro lado, el presidente Santos presentó la Cátedra de Paz, que tendrán que impartir colegios y universidades en los próximos meses.

La idea es que en las aulas se haga pedagogía sobre los diálogos y se comience a cambiar la cultura de guerra que, dijo el Jefe de Estado, ha predominado en el país.

La Cátedra de Paz hace parte de un plan masivo de pedagogía que se presentará en los próximos meses y que busca abrir un gran diálogo nacional sobre el fin de la guerra. “Llegó el momento de dejar de felicitarnos por la muertes”, precisó Santos, quien enfatizó: “Tenemos que cambiar esta cultura de venganza y retaliaciones”.

El primer mandatario, además, reiteró su llamado para que haya celeridad en lo que resta de los diálogos de La Habana y se pueda concretar un cese bilateral del fuego y de hostilidades que sea verificable y sostenible.

EL TIEMPO