Archivo

12 capturas por hurto electrónico de $10.000 millones en Cali y Bogotá

De los detenidos, 11 aceptaron los cargos formulados por la Fiscalía General de la Nación.

notitle
25 de mayo 2015 , 11:44 a.m.

La investigación comenzó en octubre de 2013 cuando el gerente de una sucursal bancaria en Cali informó que uno de sus empleados, de manera fraudulenta, habría realizado 18 transacciones a 10 cuentas de diferentes bancos, lo que produjo una afectación a la entidad por 1.753 millones de pesos, de los cuales logró apropiarse de 594'200.000 pesos.

La Fiscalía ordenó la suspensión del poder dispositivo de los dineros que quedaron en las cuentas y se logró el congelamiento de aquellas a donde llegaron los dineros referidos.

A partir del seguimiento al funcionario denunciado, "los investigadores interceptaron 40 líneas telefónicas que arrojaron más de 116.000 registros de audios, que junto a la búsqueda selectiva en base de datos y la vigilancia a personas, permitieron evidenciar la existencia de una organización criminal, dividida en dos grupos localizados en Cali y Bogotá, los cuales, a través de varias modalidades, se dedicaban a defraudar el sistema financiero y a los ciudadanos que depositaban sus dineros en entidades bancarias".

De acuerdo con la investigación, las defraudaciones se cumplían en Colombia y en otros países como Panamá, Ecuador y Venezuela, "para lo cual sus integrantes vulneraban los sistemas de información de las entidades bancarias a través de empleados de las mismas, falsificando cheques, cartas de instrucción para solicitar cheques de gerencia, clonación de cheques, consecución de cheques hurtados originales, sobre los que montaban información espuria".

Las transferencias electrónicas fraudulentas iban a diferentes cuentas en el país, dado que disponían de los accesos como administradores, para realizar dichos movimientos. "Cuando las entidades financieras llamaban a sus clientes para confirmar las transacciones, la organización ya tenía intervenidas las líneas telefónicas de los clientes, para autorizar los pagos", dice la Fiscalía, que indicó que así se logró afectar a clientes de las entidades financieras en una suma de 10.000 millones de pesos, aunque la investigación evitó cobros irregulares por 100.000 millones de pesos.

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de Cali y Bogotá llevaron a cabo las capturas en 13 diligencias de allanamiento y registro, luego de que un juez de control de garantías librara las respectivas órdenes de captura, previa solicitud del fiscal del caso.

Fueron decomisados 44 millones de pesos, dólares, euros, 300 cédulas, equipos de cómputo, celulares y documentos contables como cheques, chequeras y sellos de diferentes entidades.

La Fiscalía formuló cargos por los delitos de concierto para delinquir; hurto por medios informáticos; estafa agravada tentada, estafa y estafa agravada; violación a los datos personales, y falsedad en documento público y privado.