Archivo

Huelga de hambre de López y Ceballos sube tensión en Venezuela

El exalcalde de San Cristóbal fue trasladado a una cárcel común, donde su familia teme por su vida.

notitle
24 de mayo 2015 , 11:17 p.m.

La esposa del exalcalde de San Cristóbal (Táchira) Daniel Ceballos y el abogado defensor de Leopoldo López confirmaron que ambos dirigentes opositores están llevado a cabo una huelga de hambre desde el sábado en la madrugada, coincidiendo con el traslado forzado de Ceballos desde la cárcel militar de Ramo Verde a una nueva prisión de reos comunes ubicada en el llanero estado Guárico.

“No hemos podido verlo (a López)”, afirmó a EL TIEMPO el abogado Juan Carlos Gutiérrez. “No ha habido manera, para abogados, su esposa y sus padres, de acceder a visitas desde el viernes. Luego de mucho insistir logramos que hoy (domingo) pasaran un rato sus dos niños y en las conversaciones algunos gendarmes nos confirmaron que está en huelga de hambre. Curiosamente se niegan a reconocer el término ‘huelga de hambre’, pero nos dijeron que ‘no está ingiriendo alimentos’ ”.

Desde las afueras de la cárcel 26 de Julio, anexo de la Penitenciaría General de Venezuela, en Guárico, la actual alcaldesa de San Cristóbal y esposa de Ceballos, Patricia Gutiérrez, confirmó lo mismo a la prensa local. “A esta hora hemos podido constatar que mi esposo lleva aproximadamente 40 horas en huelga de hambre. Esa es la razón por la cual fue sometido junto a Leopoldo López a una requisa violenta y es la razón por la cual lo han trasladado a esta cárcel”.

La confirmación fue a través de una breve llamada telefónica. Las familias esperan poder ingresar hoy tanto a Ramo Verde como a la 26 de Julio con los médicos tratantes de López y Ceballos para constatar su estado de salud y llevarles implementos como suero y tapabocas. López estuvo más de 30 días aislado sin recibir visitas hasta el viernes, cuando se dejó ingresar a su esposa Lilian Tintori.

Por su parte, Patricia Gutiérrez señala que el régimen de Ceballos ha sido tan severo que tiene siete meses sin ver a sus tres hijos pequeños. Ante los temores por la vida del exalcalde dada la alta peligrosidad de las cárceles venezolanas, la Defensoría del Pueblo de Venezuela se ha limitado a asegurar que se encuentra en “buen estado de salud” y en celda apartada.

La decisión de hacer la huelga de hambre fue anunciada por López a través de un video grabado desde su celda que logró filtrarse a través de las redes sociales. Con barba y en franela blanca señaló que la protesta busca “la liberación de los presos, el cese de la persecución y de la censura y que se fije la fecha de elecciones parlamentarias con observación de la OEA y la Unión Europea”. Señaló que las condiciones del país que lo motivaron a convocar la protesta el año pasado han empeorado. “Hay más colas (filas), más inseguridad, corrupción y ahora la denuncia de narcotráfico en altos niveles del Gobierno”, por lo que llamó de nuevo a la calle a los opositores para que se manifiesten de forma pacífica en una protesta este próximo sábado. “Salgamos en paz, no perdamos la esperanza ni la fe”.

El traslado de Ceballos y su imagen con el cabello rapado, uniformado de amarillo claro como un preso común más generó gran indignación entre la oposición venezolana, que ha calificado la acción como un nuevo gesto de provocación por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro para sabotear la celebración de las elecciones parlamentarias (aún sin fecha establecida) que por ley deben hacerse este año.

También son evaluadas como parte de una estrategia de distracción luego de la semana de escándalo que atravesó el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, tras confirmarse que las autoridades estadounidenses lo investigan por sus supuestas conexiones con el narcotráfico internacional.

El aparato estatal, que se ha volcado –incluyendo el Tribunal Supremo de Justicia y el presidente Maduro– a apoyar a Cabello, no ha hecho pronunciamiento alguno sobre Ceballos y López.

Los principales analistas y encuestas del país muestran que cada vez es mayor la brecha que separa la intención de voto a favor de candidatos que representan una opción distinta a la ‘revolución bolivariana’.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas.