Archivo

Video: Pusimos a prueba Mortal Kombat X

Mortal Kombat X cuenta con 29 personajes, cada uno con tres estilos de combate distintos.

notitle
14 de mayo 2015 , 06:00 p.m.

Mortal Kombat es un nombre legendario en el género de peleas. Desde su irrupción en escena en 1992 se ha convertido en una de las sagas de culto para los amantes de los videojuegos. Se disputa el trono con la reconocida franquicia de Street Fighter.


Mortal Kombat X, de NetherRealm Studios, ofrece un espectáculo de sangre, vísceras, violencia y combinaciones de golpes asombrosos. Se mantiene en la línea de las anteriores nueve entregas e introduce varias innovaciones.

Contamos con hasta 29 personajes, 8 de ellos totalmente nuevos, cada uno con 3 estilos de combate distintos.

Es un juego de combate diseñado tanto para expertos como novatos. La cantidad de acciones disponibles para cada personaje es garantía de copiosas horas de juego. Para los iniciados hay movimientos sencillos y para los expertos, hay una gama de opciones amplia que llevará sus habilidades al límite.

No pueden faltar la fatalities y brutalities tradicionales en entregas anteriores. Se añaden los Quitalities y los Faction Kills. Todos ellos son, para quienes no lo sepan, movimientos que permiten acabar con la vida del jugador contrario de forma vistosa. Su particularidad es que ofrecen secuencias brutales donde se ven creativos y sádicos métodos de ejecución, donde los rivales son desollados sin piedad.

El juego cuenta con un modo historia que dura alrededor de 5 horas. No es el punto fuerte del título, pero tampoco desentona, además, cuando se termina esta fase, se desactiva un personaje.

Los personajes fueron modelados con sumo cuidado por los detalles. Sus atuendos cambian de forma dinámica durante los enfrentamientos. En otras palabras, sus ropas se van rompiendo y manchando de sangre con el devenir de las puñaladas, las patadas voladoras y los puños salvajes.

Otro detalle de valor son los escenarios llenos de elementos que se rompen, que se mueven y que añaden dramatismo a las escenas de lucha. Lo malo es que no hay gran variedad de locaciones, suman una docena y se vuelven repetitivos.

Uno de los aspectos que menos ha gustado es que hay gran cantidad de contenidos a los que solo se puede acceder por medio de micropagos. Es una estrategia de venta que no resulta agradable cuando ya se han pagado más de 140.000 pesos por el juego. Da la impresión de que lo ofrecieron incompleto.

El juego está disponible para PC, para PS4, para Xbox One y hasta tiene una versión para Android y iOS donde podemos conseguir algunos elementos adicionales como ropajes o armas. Se espera que llegue a PS3 y a Xbox 360 también en los próximos meses.

Corre con el motor Unreal 3 y corre a 60 cuadros por segundo en Full HD. Es algo esencial para un juego donde la fluidez es fundamental para gozar de una buena experiencia.

La banda sonora contó con la participación de System of a Down y es un acierto porque añade intensidad a los momentos propuestos por el juego. Si las fatalities no son suficientes para dejarlo con la boca abierta, la música que acompaña a este juego de seguro lo hará vibrar de emoción.

En el modo multijugador es digno de mención el apartado de las torres vivientes, donde se ofrecen variados desafíos que se van actualizando. También hay una modalidad denominada Rey de la Montaña donde el jugador deberá luchar hasta que alguien sea capaz de derrotarlo.

Adicional a esto, hay un modo por equipos donde se disputan duelos cooperativos contra agrupaciones rivales.
En conclusión, si usted es amante del género de peleas, Mortal Kombat colmará sus expectativas. El único defecto significativo es que existen bastantes contenidos por los que se deba pagar y algunos de los personajes no están tan bien trabajados como otros. En las principales tiendas se consigue por 170.000 pesos para PS4 y Xbox One. En Steam cuesta 60 dólares.

 

Édgar Medina
Redacción Tecnósfera