Archivo

Conductor ebrio que mató a peatón tendrá casa por cárcel

En su carro de placas diplomáticas, Aníbal Tapias Mesa causó la muerte de joven de 20 años de edad.

notitle
13 de mayo 2015 , 09:19 p.m.

Seis años de prisión en su casa pagará Aníbal Enrique Tapias Mesa, un hombre de 26 años que en la madrugada del primero de noviembre del 2014 causó la muerte de un joven de 20 años y heridas a otras 11 personas, al causar un accidente mientras conducía en estado de embriaguez un carro con placas diplomáticas.

El choque ocurrió en la carrera séptima con calle 45, cuando Tapias Mesa conducía el carro BMW de placas diplomáticas CD 1275, asignado a la embajada venezolana, y arrolló un taxi en el momento en que iba a recoger a un pasajero.

Se trataba del joven de 20 años John Ánderson Firacative, quien murió en el sitio del accidente, en el que también resultaron gravemente heridas otras 11 personas, entre ellas el taxista, que sufrió una fractura en la pierna izquierda, y lesiones en la cabeza y en un riñón.

Tapias Mesas se libró de una pena mayor gracias a que logró un preacuerdo con las familias de las víctimas, que consistió en indemnizarlas con alrededor de 200 millones de pesos, la entrega de un lote en Magangué (Bolívar) y la aceptación del cargo de homicidio culposo agravado en concurso con lesiones personales.

Este miércoles, durante una audiencia pública, el juzgado 32 de conocimiento aprobó el preacuerdo y citó para el 22 de junio a una audiencia para la sentencia. De todas formas, el preacuerdo establece que Tapias Mesa gozará de prisión domiciliaria en Barranquilla, donde tiene su lugar de residencia.

En principio el preacuerdo quedó en firme pues ni la Fiscalía, ni la Procuraduría ni los abogados de las víctimas apelaron la decisión del juzgado.

Tapias Mesa no ha estado ni un día en la cárcel por estos hechos, a pesar de haberse comprobado que conducía embriagado, pues cuando comenzó el proceso, hace seis meses, un juez le concedió la detención domiciliaria.
En principio se le habían imputado los cargos de homicidio y tentativa de homicidio con dolo eventual, por el joven muerto y las 11 personas heridas.

En su momento, la embajada de Venezuela dijo en un comunicado que Tapias Mesa había “conducido y ocupado de manera arbitraria e inconsulta sin autorización” el carro con placas diplomáticas en el que protagonizó el accidente.

Tapia Mesa, un comunicador social colombiano de 26 años quedó herido, con trauma cerrado de abdomen, por lo que solo fue judicializado luego de ir al hospital y ser dado de alta.

Desde entonces, goza de detención domiciliaria por decisión de un juez.

John soñaba con estudiar

ohn Firacative tenía 20 años en el momento del accidente. Había terminado su bachillerato en el colegio Delia Zapata Olivella en la localidad de Suba y también un curso de electricidad de baja tensión en el Sena. “Ya había terminado ocho meses de estudio e iba a entrar a hacer sus prácticas. Estaba tan juicioso”, contó el día del sepelio su madre, Jineth Páez. Antes de morir, le había contado a su mamá que había abierto una cuenta de ahorros porque tenía la intención de empezar a estudiar administración de empresas.

Otra de sus pasiones era el fútbol, era hincha del Atlético Nacional. “Todo lo que era él y que me quitaron nos tiene a todos destrozados. Yo pido que se haga justicia y que esos jueces se pongan la mano en el corazón”, había pedido cuando le dieron detención domiciliaria al responsable de la muerte de su hijo.

BOGOTÁ