Archivo

Ánimo de las mujeres a crear empresa sigue bajo

El 80 % de empresas del país utilizan tecnologías con más de 5 años de vigencia, según estudio.

11 de mayo 2015 , 07:45 p.m.

Tras ocho años de seguimiento, no se cierra la brecha entre hombres y mujeres empresarias en el país, de acuerdo con el Estudio GEM (Global Entrepreneurship Monitor).

Así mismo, los resultados para Colombia, de esta investigación que se hace en 73 países, llaman la atención sobre el indicador de innovación, que no registra mayores crecimientos. En cambio permanece intacto el orgullo de ser empresario, pues la aceptación es del 78 por ciento, la más alta del mundo.

GEM es una iniciativa del London Business School y Babson College, y en Colombia se encargan las universidades Icesi y Javeriana de Cali, los Andes de Bogotá y la Universidad del Norte de Barranquilla.

“Han pasado ocho años y el diferencial entre la propensión a crear empresas de hombres y mujeres se mantiene”, señaló Rodrigo Varela, director del Centro de Desarrollo del Espíritu Empresarial de la Icesi.

En el 2006, en el grupo de los empresarios nacientes (que ya arrancaron pero no han pagado salarios por más de tres meses) y en el grupo de los nuevos (que han pagado entre tres y 42 meses), las mujeres figuraban con una propensión del 17 por ciento, frente a un 28 por ciento de los hombres. Ocho años después, esa tendencia se mantiene. El 30 por ciento de los hombres trata de crear una empresa, frente a un 17 por ciento de las mujeres.

En el caso de los empresarios establecidos (que han pagado salarios por más de 42 meses), hace ocho años el 14 por ciento de los hombres estaba inclinado a la creación de una empresa, comparado con el 7,0 por ciento de las mujeres. Ahora, la propensión fue del 8,0 por ciento en hombres frente al 4,0 por ciento de ellas.

“La política formulada por el Gobierno no tiene nada especial para ellas. Se supone que da lo mismo ser hombre que ser mujer. Sin embargo, los resultados indican que no”, dice Varela.

Según los resultados, la del país es la segunda disparidad más grande en América Latina y el Caribe, después de Surinam.

En innovación, el 80 por ciento de las empresas usa una tecnología con más de cinco años en el mercado, tendencia que se mantiene en el tiempo. Las que tienen la tecnología más obsoleta son las empresas ya establecidas.

“Si miramos las empresas, son muy pocas las que tienen personas explícitamente dedicadas a pensar en temas de innovación o departamentos de innovación y desarrollo”, señala el investigador.

Perfil del empresario

En el último año del estudio, el grupo de edad más dinámico para crear empresas fue el de los 35 a 45 años, que supera por primera vez al de entre 25 y 34 años, que ocupaba el primer lugar desde el 2008.

También llama la atención que, en el grupo de 55 a 64 años, la propensión está por encima del 10 por ciento.
Hace ochos años, los que más estaban propensos a crear empresa tenían un bajo nivel educativo, incluso, no habían terminado la primaria, mientras que ahora la mayoría de los que están en el proceso de convertirse en empresarios establecidos tienen título universitario o posgrado.

También se ha reducido la intención de crear empresa por necesidad. Ahora los empresarios están motivados por la oportunidad.

La variable de los empresarios potenciales, quienes creen que podrían crear, algún día, una empresa y no le tienen miedo al fracaso, se ha mantenido a lo largo de estos ocho años. Este indicador se mueve entre el 65 y el 68 por ciento, uno de los más altos del mundo.

Los empresarios intencionales, los que en tres años, sí o sí, dicen que tendrán su empresa, han decrecido. Con el paso del tiempo este indicador pasó del 78 al 55 por ciento.

En cuanto a empresarios nacientes, los que pasan de la intención a la realidad, se registra una ‘fuga’ de 40 por ciento. No todos logran materializar su idea.

Los empresarios nuevos decrecen. En ocho años la propensión pasó del 13 al 10 por ciento. La tendencia de los empresarios establecidos también declina. Del 14 por ciento en el 2008, se cayó al 6,0 por ciento en el 2013.

GLORIA INÉS ARIAS
Corresponsal EL TIEMPO
Cali