Archivo

Otro escándalo de trampa que sacude a la NFL

El mariscal de Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady, es acusado de asunto del 'Deflategate'.

notitle
08 de mayo 2015 , 07:46 p.m.

Los últimos 14 años de Patriotas de Nueva Inglaterra, con Tom Brady como mariscal de campo y Bill Belichick como entrenador en jefe, han dejado cuatro títulos del Super Bowl, el más reciente en febrero de este año, y asteriscos por violaciones a las reglas del juego. (Lea aquí: 'No tengo nada que responder porque no estoy acusado de nada': Brady).

La NFL multó a Belichick en 2007 cuando se descubrió que grababa las señales defensivas de sus rivales. Ahora las dudas de jugar limpio apuntan hacia Brady por cuenta de unos balones desinflados en la pasada final de conferencia contra Potros de Indianápolis, con marcador 45-7 a favor de Nueva Inglaterra para avanzar al Super Bowl.

 El investigador Ted Wells dio a conocer en la semana su informe sobre los ovoides, el cual concluye que “es más que probable que personal de Patriotas actuó contra el reglamento” y que Brady sabía de las actividades inapropiadas. Ni Belichick ni los dueños de la franquicia figuran como implicados.

Entre las pruebas señaladas en el informe se encuentran unos mensajes de texto entre Jim McNally, empleado de Nueva Inglaterra y encargado del vestidor de los árbitros, y John Jastremski, un utilero del equipo. Brady es mencionado en las conversaciones.

El reporte agrega además que McNally tomó los balones del cuarto de los oficiales sin permiso de uno de ellos, Walt Anderson, los llevó a un baño, donde permaneció un minuto con 40 segundos. Luego los dirigió al terreno. Anderson, con 19 años de carrera, se mostró sorprendido y señaló que nunca le había sucedido algo así.   

Al término de la primera mitad del enfrentamiento entre Patriotas y Potros, se detectó que 11 ovoides se encontraban por debajo del reglamento, el cual exige inflarlos entre 0.88 y 0.95 kilos por centímetro cuadrado. Cada equipo utiliza sus balones cuando ataca en un partido. Antes de éste, cada organización debe entregar 12, los cuales son revisados.

 Bajar la presión facilita el agarre para el pasador y quien atrapa. Sí se actúa en contra de la integridad del juego, independiente de que la primera mitad haya acabado 17-7 y las cuatro primeras posesiones de la segunda parte, con los balones en las condiciones correctas, hayan terminado en touchdown.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, considera castigos por los actos de Patriotas y se anunciarían en los próximos días. A las multas y pérdidas de selecciones en el draft se sumaría una suspensión a Brady.

 Recientemente, la NFL castigó a Santos de Nueva Orleans por un sistema de incentivos para lesionar a rivales y su entrenador Sean Payton no dirigió en la temporada 2012; Ray Farmer, gerente general de Cleveland, estará suspendido durante los cuatro primeros juegos de la campaña de 2015 por mandar mensajes de texto a la banca en partidos de 2014; y Halcones de Atlanta fue multado por poner sonido pregrabado de público.

CARLOS ALBERTO AMADOR
Para EL TIEMPO