Archivo

Los británicos votan en las elecciones más disputadas

En la madrugada del viernes se conocerá la suerte de 643 de los 650 escaños.

notitle
07 de mayo 2015 , 03:13 p.m.

Los británicos acudieron este jueves a las urnas en unas elecciones que podrían propiciar la salida del país de la Unión Europea y un nuevo referéndum de independencia en Escocia.

"Estas elecciones me recuerdan lo que Winston Churchill pensaba de Rusia: una adivinanza envuelta en un misterio dentro de un enigma", resumió Bernard Ingham, que fue jefe de prensa de Margaret Thatcher. Los centros, a los que estaban convocados unos 45 millones de electores, cerrarán a las 5:00 pm (hora colombiana) (Vea también: Incierto panorama en el Reino Unido ante reñidas elecciones).

"Es diferente a otras veces, porque no sabemos cuál será el resultado, por eso es más importante que nunca votar", dijo a la AFP Josh Cook, un publicista que acudió a votar a Angel, en el norte de Londres. Después del cierre de los colegios, se publicará un sondeo a pie de urna, pero los resultados oficiales definitivos no se conocerán hasta bien entrado el viernes.

Las primeras circunscripciones en dar resultados definitivos lo harán a las 5:00 pm (hora colombiana). A la 1:00 am colombiana del viernes se conocerá la suerte de 643 de los 650 escaños. Se espera que hacia las 7:00 am, cuando se conmemoran los 70 años de la victoria sobre Alemania en la Segunda Guerra Mundial, se conozca la composición definitiva del Parlamento.

Hay además elecciones municipales en la mayor parte de Inglaterra, salvo en Londres. El actual primer ministro, el conservador David Cameron, o el líder laborista, Ed Miliband, serán los próximos jefes de gobierno, pero las encuestas pronostican que sus partidos no conseguirán la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes y necesitarán el apoyo de otros partidos para formar gobierno.

Según la última proyección de The Guardian publicada antes de la apertura de los colegios electorales, el Partido Conservador y el Laborista lograrán idéntico número de escaños, 273, el SNP 52, los demoliberales 21 y el Ukip 3.

Escocia y la Unión Europea miran a Londres

El ascenso de los nacionalistas escoceses de Nicola Sturgeon se ha convertido en el gran tema de campaña porque podrían encontrarse con las llaves del poder en Londres al tiempo que empiezan a hablar de la posibilidad de un segundo referéndum de indepencia en Escocia.

"Mi mensaje es que defenderemos a Escocia, pero al mismo tiempo buscaremos formar alianzas con gente de todo el Reino Unido para hacer mejor la política en el país", dijo Sturgeon tras votar en Glasgow. Cameron, por su parte, ha prometido que si gana convocará un referéndum sobre la pertenencia del país a la UE antes de que acabe 2017, algo que ha causado nerviosismo y ha llevado a la City a desconfiar por igual de conservadores y laboristas.

Así, la bolsa de Londres cayó este jueves un 0,67%, a su nivel más bajo en un mes, algo raro: "en nueve de los últimos once días de elecciones, la bolsa subió", recordó Connor Campbell, analista de Spreadex.

Los demoliberales de Nick Clegg, que ya formaron parte de la coalición liderada por Cameron en esta legislatura, serán previsiblemente cortejados por el partido que logre más diputados. Algunos electores decían estar preocupados porque su voto no acabe ayudando a formar una coalición que no les apetece. Como Alice, 35 años, del próspero barrio londinense de Kensington y Chelsea. "Las coaliciones no me preocupan... bueno, depende de cuáles", explicó a la AFP, precisando que el tema que más le inquieta "son los impuestos".

Cameron votó en Witney, en el condado de Oxfordshire, en el sur de Inglaterra, en una accidentada escena a causa de una protesta. Miliband, por su parte, votó en Sutton, en North Yorkshire, en el norte, y Clegg en Sheffield Hallam, también en el norte, acompañado de su mujer, la española Miriam González Durántez.

Fecha límite: el 27 de mayo

Las negociaciones para la formación de gobierno no deberían alargarse más allá del 27 de mayo, cuando está previsto el discurso que la reina Isabel II pronuncia anualmente en el Parlamento y en el que esboza los proyectos del primer ministro para los doce meses siguientes.

Si ningún partido obtiene la mayoría absoluta, se da lo que se conoce como "un parlamento ahorcado". El primer ministro y el gobierno de turno se mantendrían en el cargo para el futuro inmediato hasta que prosperen las negociaciones entre partidos.

El actual primer ministro dimitirá cuando esté claro que alguien puede gobernar con garantías, si no es él, un punto que genera desconfianza y que ha llevado ya a convocar una manifestación el sábado ante Downing Street para evitar que Cameron se atrinchere ahí. Si la situación se mantiene atascada, podrían tener que celebrarse nuevas elecciones.

"La idea de otras elecciones antes de Navidad hace que al país le entren ganas de llorar", sentenció James Donald, un director de comunicaciones que votó en el condado de Dorset, en el sudoeste.

AFP

LONDRES