Archivo

'El partido de 'la U' no me ha exigido nada': Angelino Garzón

El exvicepresidente, candidato a la Alcaldía de Cali, anunció que buscará aproximaciones con Uribe.

notitle
05 de mayo 2015 , 06:40 p.m.

El apartamento del exvicepresidente Angelino Garzón en el piso 17 en el oeste de Cali, desde donde se divisan los cerros tutelares y correr abajo el río Cali se ha convertido en una especie de sede política y acercamientos de distintas vertientes partidistas.

Todos esos encuentros y contactos se reflejaron en el aval que el partido de la U le dio a Garzón como candidato para la alcaldía de Cali, que se espera se materialice el 25 de junio cuando se inscriba oficialmente.

Uno de los cuestionamientos tiene que ver con su indecisión, su ambivalencia entre Bogotá y Cali. ¿Eso no es falta de compromiso con los habitantes de una y otra ciudad, de falta de sentido de pertenencia e identidad?

No, porque quiero mucho a Bogotá y mucho a Cali. Bogotá es una ciudad que me ha dado todo, ahí llevo viviendo más de 35 años y crecí política y socialmente. Y Cali porque fui gobernador del Valle, Cali es su capital, yo nací en el Valle, en Cali pase buena parte de mi adolescencia y juventud.

De modo que no hay tal ambivalencia. Y ya asumí y al final tomé la decisión de aceptarle al partido de la U el aval para ser el candidato de la alcaldía de Cali, asumí el compromiso que si voy a ser candidato es para la Alcaldía de Cali.

¿Con ese aval, qué compromisos adquirió con la U, con el senador Roy Barreras que tenía a su hijo como precandidato a la alcaldía de Cali?

Debo decir lo siguiente, decir que la decisión del partido de la U es valiente y generosa, tomada de manera unánime a iniciática del Senador Barrera y Dilian Francisca Toro, dirigente de la U. Ellos tomaron la decisión el mismo día que conocieron que me negaba la tutela para ser candidato por firmas. A la generosidad se responde con generosidad y acepté ser candidato a la alcaldía, no voy con la mezquindad.

Pero en política siempre esas alianzas se reflejan en acuerdos, compromisos.

Ellos no me han exigido absolutamente nada. Debo decir que cuando la U me manifestó su disposición generosa y valiente de darme el aval en ningún momento me han impuesto contraprestación, es una cosa que me ha impresionado. No me han exigido absolutamente nada. Seria un mentiroso si dijera que me han exigido algo.

Ahora, le puedo decir que elegido alcalde de Cali tengo que hacer un gobierno plural, desde el punto de vista político y social. Si soy elegido a la primera persona que llamaré será al ‘director’ de la Basílica de Buga y después al presidente para saludarlo y manifestarle que quiero trabajar de la mano con él para el bien de Cali, como con el gobernador.

Precisamente, la impresión general es que la relación con el presidente no terminó bien, ¿cómo está esa relación?

Son relaciones buenas. Creo que hay que estudiar más lo que significó la experiencia de Juan Manuel Santos y Angelino Garzón como vicepresidente, una experiencia de unidad en la diferencia. Obviamente me dijo que me encargara de la promoción y defensa de los Derechos Humanos y en eso me encargué y de toda la política del diálogo social.
La gente cree que la compinchería y zalameria es manifestación de buenas relaciones y no siempre es eso.

¿Cuándo fue la última vez que habló con él?

La última vez fue el 20 de julio de 2014, pero es que no ha habido necesidad de volver a hablar con él. No ha sentido necesidad de hablar con Angelino porque no soy vicepresidente ni yo he sentido necesidad de hablar con el Presidente.

El presidente sabe que cuando necesite algún servicio mío lo entregaré sin ninguna contraprestación. Estaré dispuesto a colaborarles al éxito de su gestión, yo gozo con los éxitos de los demás.

¿Cómo se entiende que hubiera renunciado a la U, dijo que no necesitaba su carné y ahora tiene el aval de este partido?

Eso tiene que preguntárselo a la dirección del partido de la U.

Yo renuncié públicamente al partido de la U el 25 de agosto para dejar en libertad al partido de la U en relación con Angelino y a Angelino con relación a la U y me sometí disciplinadamente al concepto del Consejo Nacional Electoral de que me podía inscribir oficialmente como candidato a Bogotá o Cali solo el partido de la U. Y recurrí a procedimientos legales después del 25 de marzo para que se me permitiera ser candidato por firmas.

Desafortunadamente, el Tribunal Superior de Bogotá me negó ese derecho, creo que es una violación clara de los derechos humanos, pero al negarme la ley el derecho de ser candidato por firmas no podía ir contra la ley.

Por eso valoro como valiente y generosa la decisión de la U de darme el aval de ser candidato a la alcaldía de Cali y a esa generosidad respondo con generosidad y por eso acepte el aval del partido de la U para ser candidato a la alcaldía de Cali.

El Centro Democrático le tenía tendido como una especie de salvavidas en caso que no tuviera aval del la U o por firmas. ¿Cómo queda la relación con el CD?

Mi relación con el CD es muy buena, buena con el expresidente Álvaro Uribe. Incluso voy a procurar hacer una reunión con sectores del CD en Cali y ojalá estuviera el expresidente Uribe. Voy a hablar con Cristo Cuero, represente a la cámara, con la enadora Susana Correa. Hoy hable con el represente a la Cámara Álvaro Rodríguez, de Bogotá.

Repito, inscrito como candidato del partido de la U para la alcaldía de Cali, yo valoro lo que me ha dicho el partido de la U: Angelino lo dejamos en plena libertad para que usted busque el respaldo de la diversidad de sectores políticos.

Tengo plena libertad, valoro el respaldo del CD, la Alianza Social Independiente, del Senador Jorge Iván Ospina (Partido Verde), y si soy candidato de la alcaldía de Cali tengo que buscar el respaldo de la diversidad de sectores políticos y sociales, de la población.

El alcalde voy a ser yo, no va a ser otro.

Ya se generó controversia en Los Verdes por ese respaldo de Ospina y también se opina que liberales o conservadores no van a aceptar que un solo sector, que Barreras tenga Alcaldía y Gobernación, con Dilian Francisca Toro.

Toda decisión política en el mundo entero genera polémica. El debate es parte de la democracia.
Mi deber es de es respetar todos esos debates y manifestación y conflictos políticos que puedan generar la decisión del partido de la U de avalar a Angelino para la alcaldía.

¿Qué les dice a sus críticos por el tema de su salud, a sus detractores que ya están explotando este aspecto?

Si no estuviera bien de salud no estaría hablando con usted, estaría en un hospital o en una clínica.

Sí me duele, duele humanamente, me duele que algunas personas por ignorancia o violando derechos humanos confundan discapacidad con enfermedad. Un invidente o una persona en silla de ruedas no significa que este enfermo.
Algunos quieren confundir una discapacidad en mi brazo izquierdo y pierna izquierda a raiz de mi accidente cerebro vascular en el 2012 con enfermedad.

Si soy alcalde voy a tener una política pública en favor de los derechos de los discapacitados, por la inclusión social.

¿Y ese nuevo look, esa barba a qué se debe, hasta cuándo va?

He dicho que el tema de la barba es un tema personal, hasta que el América suba a la A, el no cortarla no significa no arreglarla. Es como un mensaje de esperanza para que el América pase a la A. Si deseo es que el América regrese a la A y el Cali sea el campeón de la A, y que al deporte le vaya bien. Soy feliz con los éxitos de los demás.

Partidos, con algunos avales enredados

A un poco más de dos meses de que se venza el plazo (25 de julio) para la inscripción de candidatos para las elecciones de octubre, hay partidos que aún tienen algunos ‘cuellos de botella’ que no han podido superar.

En algunos casos, las colectividades están pendientes de acuerdos políticos o de las decisiones de los aspirantes.

En Bogotá, el Polo aún no ha oficializado la candidatura de Clara López, pues debe esperar a que pase el congreso del partido y se designe la coordinación de la colectividad para Bogotá, que tendrá la última palabra.

Esto será al final de este mes. Los liberales tienen a Rafael Pardo y los conservadores insisten en tener carta, pero está enfrentado el Directorio Distrital con el Nacional, por lo que aún no hay nada definido.

Cambio Radical dice que va a construir una propuesta política de gestión para la ciudad y que quien la acoja tendrá su apoyo. Su presidente, el senador Carlos Galán, está con el proyecto de Enrique Peñalosa, que destapa su aspiración hoy en la entrevista que le da a EL TIEMPO.

En Cali, ‘la U’ ya definió al exvicepresidente Angelino Garzón como su ficha para la Alcaldía, pero otros partidos siguen sin tener claridad. El viernes se reunirán los directorios municipal y departamental del liberalismo para decidir sobre los tres candidatos a la Alcaldía y qué harán para la gobernación, contó el representante Fabio Arroyave.

Y los conservadores tienen aspirando a Germán Villegas y Carlos Holguín. De acuerdo con el presidente del partido, David Barguil, el directorio municipal tiene plazo hasta el 18 de mayo para resolver. “Puede hacerlo por una consulta o por consenso”, dijo Barguil.

Para la Alcaldía de Medellín, los conservadores deben escoger entre César Martínez, Carlos Mario Montoya y Martha Ramírez, y con ese fin harán una convención el 29 de mayo.

En lo que tiene que ver con la Alcaldía de Barranquilla, todos están a la espera de que Alejandro Char oficialice su candidatura. En Cambio Radical lo consideran su aspirante oficial, pero mientras él no resuelva, otros partidos seguirán en vilo. Bérner Zambrano, copresidente de ‘la U’, dijo que ese tema está en manos de los congresistas del Atlántico, que dirán la última palabra.

“Los conservadores no tendremos candidato. Yo voy a apoyar a Char”, dijo el senador Efraín Cepeda.

CALI