Archivo

El muro que se está cayendo en el barrio Rosales

Se presentaron 2 deslizamientos. Desde el 2013, residentes del sector han buscado a dueño de predio.

notitle
03 de mayo 2015 , 08:44 p.m.

Los habitantes del barrio Rosales de Chapinero están preocupados por el riesgo que representa un muro que está a punto de colapsar.

Según ellos, parte del terreno ubicado en la carrera 1.ª este n.° 78-00 se ha deslizado sobre el andén peatonal, que no mide más de un metro de ancho y permanece inutilizado.

Según señala Andrés Ordóñez, residente del sector, desde el 2013 algunos vecinos prendieron la alerta por el peligro que representa este muro, cuando, por el invierno de ese año, empezó a ceder y a venirse abajo.

No solo nos preocupaba que la tierra del terreno se viniera, sino también que en la parte alta del lote hay un montón de árboles de eucalipto que de caer podrían afectar las edificaciones aledañas”, explicó.

Por ello, algunos administradores de conjuntos residenciales empezaron a denunciar el problema ante diferentes entidades, como la Alcaldía de Chapinero, el Instituto Distrital de Gestión de Riesgo y Cambio Climático (Idiger), la Secretaría de Ambiente y el Jardín Botánico.

Frente a la negativa de las entidades, la comunidad investigó en los registros catastrales y encontraron que la propietaria del predio es la empresa Codensa. Según ellos, le han hecho más de cinco requerimientos desde el 2013 a la compañía.

EL TIEMPO ZONA contactó a Codensa, que hizo la semana pasada una visita técnica para verificar si el predio les pertenece y se comprometió a verificar dicha información en los próximos días. Los residentes del barrio señalaron que estas visitas “ya se han realizado en varias oportunidades, pero siempre queda en veremos”.

La Alcaldía local de Chapinero tiene una información distinta sobre el dueño del predio. Voceros de la Alcaldía menor señalaron que es propiedad privada, por lo que les solicitó a los dueños del lugar adelantar las obras “teniendo en cuenta las recomendaciones en materia de prevención y mitigación de riesgos”.

De acuerdo con la Alcaldía menor, esta no puede destinar recursos públicos para mitigar la situación. Los dueños del lote –de quienes la Alcaldía menor no dio información– le manifestaron a la entidad que por ahora se encuentran gestionando la contratación para realizar estudios y diseños para las obras de mitigación que deben hacer en el predio.

La Alcaldía menor también aseguró que ha realizado tres visitas de inspección, luego de un concepto que emitió el Idiger –en el que recomienda hacer estudios y adelantar obras de mitigación de riesgo en la zona–. “La Administración local realizó una demarcación del sitio para advertir de manera preventiva a los peatones sobre el riesgo de transitar por el sector”, informó.

Y señaló que incluso la Administración local le ha solicitado al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) que establezca “medidas de manejo de aguas de escorrentía, estabilización y protección del talud para prevenir el avance de las afectaciones de los predios ubicados en el lugar”.

Mientras tanto, Andrés Bastidas, administrador de uno de los edificios del sector, aseguró que la situación le preocupa cada vez más a la comunidad, pues ya se cayó un árbol sobre un edificio, como lo habían advertido.

Se han generado dos deslizamientos grandes de tierra y se han caído dos árboles: uno sobre un edificio, y otro, que una reja alcanzó a detener. Cuando llueve empieza a caer lodo; nos ha tocado pagarles a personas para que retiren escombros y esas cosas”, contó.

Además, para prevenir que la montaña se viniera abajo, al iniciar este año, los edificios de la parte superior de dicho terreno pusieron un plástico negro.

EL TIEMPO ZONA