Archivo

En secreto / Uribe puso la nota amable

La escena se produjo luego de dos horas de diálogo que tuvo con el enviado de la Presidencia.

notitle
02 de mayo 2015 , 07:17 p.m.

Uribe puso la nota amable

Esta foto del senador Álvaro Uribe, captada el miércoles al salir de la reunión con el ministro Néstor Humberto Martínez, muestra el tono amable de su encuentro con los periodistas el pasado miércoles. Esta escena se produjo luego de las dos horas de diálogo que tuvo con el enviado de la Presidencia sobre temas claves del país. La excusa para la sonrisa fueron las rosquillas de arroz que el expresidente les repartió a los reporteros.

Dejaron tirado el almuerzo

El martes, la presidencia del Congreso invitó a 13 consejeros de Estado a un almuerzo de trabajo para discutir la reforma sobre equilibrio de poderes que hace trámite en el Legislativo. Los magistrados llegaron a la oficina del presidente a la hora acordada, pero ningún congresista apareció. Justo cuando comenzaron a servir las viandas, los magistrados vieron por la señal interna de televisión que ya estaban votando el proyecto en el recinto. Se pararon y se fueron. “Nos sentimos burlados”, dijo uno de ellos.

La rebajas de penas del Papa

En algunas cárceles del país, los presos han comenzado cadenas de oración en busca de que la venida del papa Francisco, cuya fecha no está decidida, sirva de excusa para obtener rebajas de penas. Esperan que se repita la historia de 1986, cuando Juan Pablo II vino a Colombia y el Congreso expidió una ley que descontó una sexta parte de la pena para los responsables de algunos delitos.

Otro demandante

El abogado Ascencio Reyes, recordado por organizar grandes ágapes a magistrados de las altas cortes, le exigió al senador Álvaro Uribe que aporte pruebas sobre las acusaciones que le hizo de ser narcotraficante, o se rectifique. Según Reyes, Uribe lo acusó en el Senado de estar vinculado con acciones ilegales. Habrá demanda.

Nuevo libro sobre los diálogos

Carlos Lozano, uno de los hombres que más ha estudiado a las Farc en Colombia, acaba de publicar su libro Las Farc sí quieren la paz. Es un relato, desde la perspectiva de esa guerrilla, de cómo fueron los primeros acercamientos con el Gobierno y cuenta episodios hasta ahora desconocidos de esa fase. También tiene entrevistas con jefes de la subversión y un análisis de Lozano sobre el futuro de los diálogos.

Molestia de un abogado

Jaime Granados, defensor de Bernardo Moreno, se quejó de que el CTI no actuó con diligencia para enviar el correo electrónico con la sentencia de la Corte Suprema que permitía excarcelar a su cliente y llevarlo a su casa a cumplir la condena. Dijo que eso fue “ilegal” y que demuestra que “la Fiscalía no juega limpio, ni siquiera ante una orden de la Corte”. El abogado de María del Pilar Hurtado, Jaime Camacho, terminó su contrato el lunes. Ella busca uno nuevo.

Uribe no le quiere caminar a Roy

Esta semana, el senador Roy Barreras hizo un nuevo intento de hablar con su compadre, el expresidente Álvaro Uribe, invitándolo a su casa. Con tono socarrón y sonriendo, Uribe le respondió que de aceptar su pedido sería solo para visitar al ahijado, en cuyo caso se aseguraría primero de que el compadre no esté en casa. Uribe ya había dicho que le tiene “pánico” a Roy.

‘Siesta de 5 minutos debería ser derecho fundamental’

Tras ser sorprendido ‘en brazos de Morfeo’ durante la plenaria del Senado del miércoles, en la cual se debatía la reforma del equilibrio de poderes, el senador conservador Hernán Andrade aprovechó la oportunidad para lanzar una propuesta que muchos estarían dispuestos a apoyar: “La siesta de 5 minutos debería ser derecho fundamental”. Andrade fue coordinador ponente de la reforma del equilibrio de poderes en la Cámara alta, por lo que tuvo una gran actividad a lo largo del día en el Capitolio, circunstancia que al parecer le pasó cuenta de cobro con un ‘motoso’.

Hernán Andrade

Foto: Archivo particular

‘En Bogotá no hay Farc, Eln, ni bacrim’

El Ministerio de Defensa y la Policía le enviaron al Congreso un informe en el que aseguran que en ninguna de las 20 localidades de Bogotá existe presencia de las Farc, ni del Eln, ni de las bandas criminales (bacrim). En los documentos dicen que esas estructuras ilegales subcontratan sus actividades criminales con grupos delincuenciales que están en la capital. “No obstante, estas estructuras sí mantienen sobre la ciudad un interés de afectación latente”, dice Mindefensa.

EL TIEMPO